Sionismo judío

«El SIONISMO se enfocaba en explicar que los judíos son un grupo nacional, como los alemanes o polacos, y no una religión como la musulmana»

Muchos habéis oído cosas como “el Priorato de Sion” y demás nomenclaturas, que os habrán llevado a pensar, como la gran mayoría, que estamos ante algo religioso, destructivo hacia el resto de pobladores de la tierra. Si bien es cierto que en los orígenes del judaísmo se sitúa al judío por encima de cualquier otro individuo del mundo, hay que entender que éstos estaban rodeados por musulmanes cuya única motivación era matarlos por infieles.

Partiendo de esa base, el movimiento Sionista es, a diferencia de lo que muchos creen por ahí, un movimiento político de finales del XIX.

Theodor Herzl, considerado padre del Sionismo, fue periodista y escritor nacido en Hungría y de origen Judío. El tema del Sionismo aparece con su “ensayo de una solución moderna de la cuestión judía”, en el que propone la creación de un Estado Independiente y soberano para todos los judíos del mundo.

Para las masas judías, Theodor fue considerado una especie de “Moisés” por ello, aunque para los más acaudalados no eran más que palabras.

Sionismo judío

“Si lo queréis, no será una leyenda” —lema del movimiento sionista, THEODOR HERZL

 

En referencia al término “Sionismo”, proviene de la palabra “Sion”, un monte cerca de la ciudad de Jerusalén que albergaba la fortaleza de Sion, para que nos entendamos: un último refugio de guerra en caso de tener que evacuar la ciudad. De ahí que, en muchos casos, se atribuya el término Sion para referirse a toda la ciudad de Jerusalén o, incluso, a todo Israel.

El Sionismo, lejos de hablar de conquistar el mundo como suele creerse, se enfocaba en explicar que los judíos son un grupo nacional, como los alemanes o polacos, y no una religión como la musulmana. Una especie de Constitución básica sobre la que empezar a trabajar para crear un Estado Independiente, algo que se ha conseguido hoy día.

Así que cuando alguien os hable del “Sionismo antisemita”, y os enseñe imágenes de judíos protestando ante el “Zionism”, entended que todo movimiento nacionalista (como el Sionista) corre el riesgo de radicalizarse, del mismo modo que el Nacional Socialismo de Adolf Hitler se convirtió en masacre, caos y muerte.

Las frases que podemos encontrar de Theodor Herzl hablan de independencia, y el tiempo radicaliza la lucha del mismo modo que el Corán habla en su comienzo de paz y amor, aunque poco a poco va pasando a hablar más en terminología política, refiriéndose a ejecuciones y matanzas de infieles (para los musulmanes, existe la “abrogación”, que implica que en cada una de las contradicciones del Corán, prevalece lo último que fue escrito sobre el tema).

Con todo eso, por el momento no hay por qué asustarse, parece que los judíos no van por ese camino. No hay motivo para hacer apología de una Nación tan machacada históricamente, sino todo lo contrario: admirar su rechazo hacia algo que, pese a no ser ofensivo hacia el resto, es visto como ello y, por tanto, rechazado por ellos mismos. Olé.

Sionismo judío

Sionismo judío

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: