el fantasma de Canterbury

Inglaterra, cuenta con una gran tradición de fantasmas que vuelven bajo aspecto humano a los lugares en los que habían vivido

Las leyendas sobre fantasmas que residen en los castillos de Inglaterra son numerosas. Una de las más sorprendentes es la de Guillermo de Canterbury. Otra de las leyendas destacadas es la de Ana Bolena, a la que decapitaron en la Torre de Londres. 

La historia de Guillermo de Canterbury

La leyenda empezó a contarse hace tres siglo aproximadamente, en ella se cuenta como uno obreros del castillo vieron a un anciano vestido con ropa de la Edad Media vagando por las sepulturas, llevaba la capucha bajada e iba haciendo la señal de la cruz, con la que perdonaba a todos los pecadores que se encontraban cerca de él. Después de hacer esto el fantasma decidió volver a su tumba. 

Guillermo de Canterbury, fue uno de los monjes más poderosos de la Inglaterra del siglo XII. Hizo las labores de consejero espiritual del rey Jorge. Durante una cacería resultó herido, Guillermo de Canterbury no pudo hacerle compañía ya que estaba con una muchacha y no pudieron localizarlo. Cuando se enteró del aviso no le quedó otra cosa que rezar por él. 

Guillermo, nunca se perdonó el haberle fallado y aunque se impuso numerosas penitencias no lo superó y murió algunos años después que el rey. 

Las apariciones continuaron

Después de sus primera aparición las obras se pararon para comprobar que la sombra ya descansaba en paz o por el contrario saber si seguía deámbulando. Pero, justo al día siguiente de la paralización se le volvió a ver por la Abadía. En esta ocasión no hizo el mismo recorrido, sino que lo vario, también llevaba la capucha bajada y caminó despacio a la puerta por la que salía de la Abadía y la traspasó. 

El fantasma de Guillermo de Canterbury, fue diferente puesto que sus apariciones tenían una clara finalidad, terminar la labor que no había podido hacer estando vivo. 


El fantasma de Canterbury

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: