Tribunal Supremo

Sanedrín

El SANEDRÍN es una denominación hebrea que se utilizaba en el antiguo Israel y hace referencia a la asamblea de jueces de cada pueblo existente en aquella época. Israel estaba formado por diversos pueblos que poseían su propia corte de jueces encargados de mantener el orden dentro de su comunidad. Solamente aquellos asuntos mayores que no podían resolverse dentro de una misma comunidad, se pasaban al Gran Sanedrín.

El antiguo Israel, así como mundo hebreo o judío, era una nación patriarcal en la que su Dios, Yahvé, es el Juez Supremo o la máxima autoridad. A continuación, la misma nación se dividía en jueces o ancianos a los que se adherían los grupos del pueblo para asegurar un orden que permitía resolver cualquier asunto.

Origen del Sanedrín

El profeta Moisés formó el Sanedrín por orden del Juez Supremo, Yahvé o Dios, a quien servía fielmente en ministerio. Tras liberar al pueblo de Dios de la esclavitud egipcia y llevarlo de regreso adonde Yahvé los conducía, había que organizar nuevamente la nación siguiendo una serie de normas y leyes. Moisés, como profeta e intermediador entre Dios y el pueblo, se encargaba de resolverle los problemas mediante consejos a sus cohabitantes, labor que le llevaba mucho tiempo y se le hacía difícil encargarse él sólo. Se pasaba el día entero atendiendo las necesidades de los israelíes.

Jetró, suegro de Moisés, quien le observaba durante un tiempo, se acercó en privado a Moisés para aconsejarle a delegar responsabilidades entre un grupo de ancianos de confianza y fieles a Yahvé. Este hecho se puede leer en la Biblia, concretamente en el libro de Éxodo, capítulo 18, versículos desde el 13 hasta el 26.

En este párrafo, hallamos la primera mención de una organización de jueces cuya función era conocer bien la ley divina y encargarse de que se cumplía. Más adelante, se formaba el gran Sanedrín, el tribunal supremo del pueblo judío. Este tribunal se componía de 71 miembros de quienes uno era el sumo sacerdote y los demás ancianos del pueblo y versados en la ley de Yahvé. Estos hombres conocedores de la Ley eran miembros compuestos por fariseos y saduceos. Sírvase de comprobarlo mediante una breve lectura de la Biblia en el libro de Hechos, capítulo 4, versículos 5 y 6; y también en Hechos, capítulo 23, versículo 6.

Tribunal Supremo

Función del Sanedrín

El Sanedrín funcionaba como el Tribunal Supremo en el pueblo judío y se basaban en las leyes de la Torá, libro que recoge las leyes y la voluntad de Dios y equivale en el cristianismo a los cinco libros de Moisés (Génesis, Éxodo, Levítico, Número y Deuteronomio). Todo asunto mayor que había que resolverse ante un tribunal, fue llevado ante el Sanedrín, cuyos miembros se reunían entre semana desde temprano por la mañana. Según la tradición hebrea, no trabajaban en el día de sábado, puesto que era su día sagrado de descanso y compartirlo en familia.

Durante el período del imperio romano, el Sanedrín dependía del gobernador romano, ya que no podían ejecutar la sentencia de muerte sin la autorización del gobernador. Eso fue lo que pasó cuando Jesús fue presentado ante Caifás, sumo sacerdote del Sanedrín o el Tribunal Supremo judío. Le sentenciaron para morir. No obstante, necesitaban la autorización del gobernador para poderlo ejecutar.

Aparte del Sanedrín, existían en Jerusalén también tribunales más pequeños que se encargaban de los tribunales de menor importancia. A aquellos tribunales se les llamaba Misná.

Fin del Sanedrín

El Tribunal Supremo fue abolido tras la destrucción de Jerusalén en el año 70. A pesar de su abolición, los judíos siguen estudiando y guiándose por la Torá, los cinco libros de Moisés, ya no existe un Tribunal tan sofisticado como el Sanedrín. Aunque ha habido varios intentos de volver a formar un Tribunal Supremo. Su mayor defensor era Maimónides, considerado como uno de los mayores eruditos quien vivía en la Edad Media. A sus intentos fallidos siguieron varios rabinos que lucharon por la reaparición del Sanedrín. Pero, hasta ahora, sin éxito.

Fuentes

Internet: Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Sanedr%C3%ADn)

Libro: Perspicacia para comprender las Escrituras, Vol. 2, pág. 1156 a 1159

Tribunal Supremo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: