Si este álbum tiene algún mérito es que es la fiel confesión de mi intento en estos años, de analizar los motivos de mi caída; el porque he aguantado tantos años en la calle siendo consciente siempre -a pesar de mi dependencia del alcohol-, de que con mi alma anclada en el pasado, cada vez me sería mas difícil saltar el abismo que me separaba de la vida que corría paralela a mi, y terminaría siguiendo errante y desorbitado por el resto de mi vida.
Esperando ese dia, ansiaba que llegara el momento, que al fin, yo consiguiese unir los lazos que me ligasen a todos los seres vivos del presente.

Así empieza Miquel en su blog la presentación de su cómic “Miquel,15 años en la calle”.

Tras la pérdida de su trabajo como dibujante de cómics para una empresa anglosajona, un desengaño amoroso y la pérdida de su vivienda, Miquel cayó en el alcoholismo y terminó viviendo en la calle. Durante 15 años ha recorrido las calles de Barcelona, sobreviviendo como podía y a duras penas, inmerso en el infierno del alcohol y en compañía de otras tantas personas que pueblan las calles de la ciudad condal, desahuciados de una vida normal y estable, marginados de una sociedad que prefiere ignorar en su mayoría que existen. Miquel nos cuenta en su cómic, a través de impresionantes y vibrantes dibujos como es estar en la calle, nos relata vívidamente su experiencia desgarradora y la de otros tantos indigentes. Sus dibujos solo se pueden describir como vívidos, impresionantes, emociona ver como ha plasmado con total sinceridad y acierto la vida en la calle, el miedo, el desamparo, el terror y la tristeza que se pueden llegar a sentir. Miquel consiguió, con la ayuda de la fundació Arrels (http://www.arrelsfundacio.org/) abandonar la calle hace 8 años, tras los cuales ha visto merecidamente publicada su obra por la editorial Glénat.

 

Recomiendo visitar su blog y ver sus excelentes dibujos, es una muestra clara de lo que podremos encontrar en su libro y refleja una realidad que muchos de nosotros nos negamos a ver: “Dentro de los bultos de la calle hay alguien sufriendo” como dice Miquel.

Tras un montón de periódicos o cartones, tras un carrito destartalado, hay una persona, que siente y vive su tragedia y sobrevive a una realidad cruel que le ha tocado vivir y de la que no es fácil salir, como bien dice, en la calle ha visto hasta a directores de banco que han tocado fondo. Son personas que lo han perdido todo en algún momento de sus vidas, que han caído en la desesperación de ver impotentes como se quedaban apartados de una sociedad que continua caminando y desvía la vista ante una imagen que, en realidad nos aterra, porque sabemos que esa persona encogida en el suelo podríamos ser, porque no, nosotros mismos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: