universitaria

La palabra Biblioteca es una palabra compuesta que procede del latín biblioteca y ésta a su vez del griego βιβλιοθήκη, donde biblion significa libro y théke significa caja, armario. Es decir, antiguamente, cuando los escritos aún venían en formato de rollos de papiro, eran guardados en cajas y/o armarios.

A partir de la Edad Media y tras la caída del Imperio Romano, eran los monasterios que se encargaban del conocimiento y albergaban las bibliotecas, los rollos de papiro, en sus cajas y armarios.

Con la creación de las universidades en la Baja Edad Media y la invención de la imprenta se crean las bibliotecas universitarias y así alcanzan a mayor parte de la población, pero aun así a un grupo selecto que estudiaba.

Gutenberg

primera

Es en la época del Renacimiento cuando Johannes Gutenberg inventa la imprenta facilitando de ese modo la impresión y divulgación del libro, sumado esto a la reforma protestante, cuando nace el nuevo concepto de la biblioteca, lo cual llega a nuestros tiempos de la edad moderna.

Hoy en día contamos con bibliotecas privadas y públicas, así como escolares y universitarias y al alcance de todos sin restricción. Con las nuevas tecnologías hemos insertado métodos que facilitan la búsqueda de escritos, el copiado y corrección... gracias a ello la información alcanza a cualquier rincón del mundo y está al alcance de todos que quieran o necesiten cualquier tipo de información, estudio o investigación. Aunque el trayecto era largo, ya que abarca a varios siglos y generaciones.

Actualmente contamos con museos que contienen bibliotecas. Está por ejemplo el Museo Nacional del Prado que cuenta con una de las bibliotecas de arte más importante de España. La Biblioteca del Museo de Arqueología Nacional que cuenta con una colección de unos 140.000 volúmenes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: