Atila: el azote de Dios

ATILA: EL AZOTE DE DIOS


Atila, el rey de los hunos, el azote de Dios. La imagen de un cruel asesino es la que pervivió en la imaginación popular. ¿Qué tiene de verdad esta imagen? La realidad de Atila es mucho más compleja. El rey de los hunos fue un guía inagotable que logró la desestabilización del Imperio romano. Y lo hizo en el momento justo. Roma estaba debilitada y se defendió de todas las maneras. El azote de Dios fue víctima de una campaña de desprestigio que perdura hasta nuestros días. Atila, además de verdugo, fue víctima.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Durante el siglo III, una serie de tribus de Europa oriental empezaron a desplazarse hacia el sur y el oeste. Desestabilizaron a las que estaban asentadas en los territorios limítrofes del imperio. Las relaciones entre germanos, llamados"bárbaros", y romanos no cambiaron de pacíficas a bélicas de un día para otro. Ambos se necesitaban. Los romanos necesitaban bárbaros como esclavos, para su comercio y, como reclutas para sul ejército. Pero pero hunos eran diferentes. Los hunos arecían bárbaros incluso a los bárbaros.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

Los hunos ni siquiera cocinaban su carne, cosa que los germanos sí hacían. Según los romanos, vivían a caballo, dormían a caballo, hacían el amor en carretas y no tenían casas, ni vestían ropa limpia.

Cualquiera que luchase con los hunos y apoyarse su liderazgo, y podía ser uno de ellos. Las fronteras del imperio habían sido permeables durante siglos. Los romanos de las provincias limítrofes se integraban en comunidades bárbaras en tiempos de paz. Este mecanismo, también había funcionado a la inversa. Pequeños grupos germanos vivieron en el imperio.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

El fresco de Rafael

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Atila desde que alcanzó la corona, quiso hacer de su pueblo un pueblo con una enorme capacidad militar. Puso en marcha la maquinaria de guerra para dirigir la ofensiva contra el Imperio romano. Los hunos  comenzaron a saquear el Imperio de Oriente. Los romanos, no podían vencerles en el campo de batalla,  y optaron por pagarles las cantidades que les reclamaban. Cuando se negaron a seguir pagando, comenzaron las represalias.

Después de la primera embestida, pactaron en el año 435, aunque duró muy poco. Pero los hunos se inventaron una excusa para adentrarse de en territorio romano y conseguir que el emperador pagase. Las campañas guerreras de los hunos estaban dirigidas al pillaje, a la obtención de rescates y regalos del emperador: compraban la paz. Los hunos se convirtieron en maestros de la extorsión.

En agosto del año 410 incendiaron y saquearon Roma durante tres días en un episodio que sacudió las conciencias civilizadas y, tras continuar por el sur de Italia, acabaron estableciéndose en la Galia.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

 ATILA: EL AZOTE DE DIOS: ATILA 

Atila: el azote de Dios

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Pero el rey de los hunos recibió una carta de Honoria, hermana del emperador Valentiniano III (sucesor de Honorio desde el año 425). Ésta había sido obligada a casarse con un senador, después de que la hubieran sorprendido manteniendo relaciones con uno de sus asistentes de palacio.

Como se negaba a aceptar su situación, hizo llegar la carta en la que le solicitaba ayuda, y le enviaba oro y su anillo como muestra de autenticidad. Atila lo tomó como una propuesta de matrimonio. Este hecho causó unas consecuencias impredecibles.

El azote de Dios envió una embajada a Rávena exigiendo la liberación de Honoria para que se casase con él. Al año siguiente los hunos cruzaban el Rin y comenzaban la invasión de la Galia. Además, fue éste el momento en que comenzó a desarrollarse una campaña que caracterizó a los hunos —más en concreto a Atila— como el mal supremo, casi como un azote divino que venía a castigar a los romanos. Entonces se recurrió al más brillante militar del que disponía el imperio, el general Flavio Aecio.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Atila: el azote de Dios

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Aecio recurrió a una táctica ingeniosa para plantar cara. Así, se alió con los visigodos y acudió al encuentro de Atila, con el cual que se midió en la batalla de los Campos Cataláunicos, en las cercanías de la actual Troya.

El rey de los hunos perdió. se retiró a Panonia y aprovechó para preparar la nueva ofensiva. En el año 452 el objetivo elegido fue Italia. Entró por el norte saqueando Aquilea, Milán y Pavía. Entonces los romanos decidieron pactar. La embajada estuvo dirigida por el papa León I y logró que los hunos se retirasen.

El azote de Dios tenía varios porqués para no seguir con la campaña de Italia. Su ejército sufría hambre y una epidemia de peste. No por ello la victoria sobre los romanos de Occidente dejaba de ser categórica.

Repentinamente, Atila murió en el año 453. La tradición mantiene que murió tras la celebración de la boda con una de sus mujeres. El rey murió ahogado por una hemorragia nasal mientras dormía.

Atila tuvo progenie, pero sus hijos y sucesores no fueron hábiles para mantener la unidad de los hunos.ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Fotos:ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS. ATILA: EL AZOTE DE DIOS.

- Moneda propiedad del Museo de Louvre (París).

- "La Muerte de Atila"del Pintor Ferenc Paczka.

- "La Reunión de León I y Atila", es un fresco del artista renacentista italiano Rafael.

- Batalla de los Campos CataláunicosLos Hunos en la batalla de los Campos Cataláunicos, por Alphonse de Neuville (1836–85).

ATILA: EL AZOTE DE DIOS

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: