Vista de la entrada del zoológico de Piedras de Guantánamo

 

En Guantánamo, Cuba, existe el que se considera el único zoológico de piedras del mundo, un sitio que atrapa al visitante no solo por la impresionante fauna pétrea que lo puebla, sino por lo acogedor del lugar, con una exuberante vegetación compuesta por árboles maderables, frutales, cafetos y muchas otras especies que oxigenan el ambiente, invitan al paseo en contacto directo con la naturaleza.

Ubicado en el municipio de Manuel Tames, a 24 kilómetros al nordeste de la capitalprovincial, surgió de manos del campesino Ángel Íñigo Blanco, hombre sin formación artística alguna pero que desde pequeño tuvo habilidades para moldear en cera y barro y tallar la madera.

Según contó Íñigo en las numerosas entrevistas realizadas, descubrió grandes bloques de piedra caliza en la finca San Lorenzo, Alto de Boquerón, donde se encuentra el inusual zoológico y le vino la idea de esculpir animales teniendo en cuenta el ambiente, ubicando a cada uno en un entorno apropiado, similar al de su hábitat natural en los países de origen.

Fue así que puso manos a la obra y con rudimentarios instrumentos hizo en diciembre de 1977 su primera creación, un león, al que le siguieron elefantes, una gigantesca serpiente luchando contra un toro, un simio de tamaño descomunal delante de su gruta y diminutos animalitos entre humanos, fieras y especies domésticas hasta alcanzar casi 400 piezas en cerca de 30 años de trabajo.

Para llegar a la parte más alta de este encantador sitio, es necesario subir 324 escalones y 245 al regreso, sin embrago, el recorrido apenas se siente gracias al agradable entorno, la belleza cautivante de las esculturas, el clima fresco y la vegetación del lugar, valores que lo hicieron merecedor de la condición de Patrimonio de la Cultura Nacional, el 26 de junio de 1985.

Ángel Íñigo Blanco falleció en el 2014, pero su hijo Ángel Iñigo Pérez, también artista autodidacta y su ayudante por 15 años, con cerca de 100 piezas creadas, junto al vástago de este último, formado en Academia de Artes Plásticas, continúan hoy el legado.

Actualmente suman casi 500 las figuras del Zoológico de Piedras, emblemática obra de la escultura nacional, orgullo de la provincia y lugar de obligada visita para todo aquel que llega a Guantánamo.

Íñigo, creador del zoológico de Piedras

Más de 300 escalones se suben para llegar a la cima del zoológico

Aniamles de gran tamaño abundan en el zoológico

La imaginación del escultor es sorprendente

Las esculturas combinan a diferentes especies

También hay figuras de pequeño formato

Desde Las Galápagos, nos llega este ejemplar de tortuga

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: