¿Te gustan las mariposas? Entonces tienes que visitar el Mariposario de Benalmádena, en Málaga, una especie de zoo de mariposas tropicales que ocupa nueve mil metros cuadrados. Es como una especie de pequeña selva tropical llena hasta los topes con unas mil quinientas mariposas, ninguna de ellas autóctona. Dicen que las mariposas autóctonas no se deben mezclar con las tropicales.

Yo fui con mi feliz familia y lo pasamos muy bien hasta que me agobié porque un montón de mariposas venían directas a mi cara atraídas por el perfume y por el maquillaje. alguna acabó su vida pegada a mi maquillaje. Temí que me echaran del parque. Yo creo que se me pegaban tanto porque no comían lo suficiente. Las alimentan con néctar de flores y con fruta, pero no les llegan las flores que hay en el jardín. Las mariposas comen muchísimo.

En este mariposario dejan entrar con perros pequeños siempre que sus dueños los lleven en sus brazos. Para los perros grandes tienen una especie de perrera. Había muchos visitantes que entraban con perros. Al final, el zoo de mariposas parecía un zoo de perros. Los canes le quitaban encanto al mariposario.

Os recomiendo visitar el Mariposario de Benalmádena. Es un zoo distinto. Vale la pena ir, sobre todo, si tienes niños. Los críos disfrutan un montón mirando especies de mariposas tan raras como la mariposa alas de cristal o una mariposa azulona que le gustó mucho a mis hijas. Las hay preciosas. Es una pena que las mariposas no vivan más de dos o tres semanas. Afortunadamente, se multiplican que da gusto. Nosotros vimos como nacían algunas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: