zapatos fluchos

Seguro que has oído hablar de los Zapatos Fluchos o los has visto en algún escaparate de alguna zapatería cara. Los Zapatos Fluchos están muy presentes en las zapaterías que apuestan por la calidad sin importarles los precios porque tienen clientes a los que no les importa pagar más por un par de zapatos que en otras zapaterías más dadas a los precios bajos.

Los Zapatos fluchos son zapatos que no rompen, que no meten agua y que son feos feísimos. Los zapatos para mujeres de esta marca española se llevan el premio gordo al mal gusto. Yo nunca los compraría. Son zapatos de vieja, tanto en calzado de invierno como en calzado de verano. Las sandalias Fluchos no las querría ni la anciana más vieja del país.

Tampoco son bonitos los Zapatos Fluchos para caballeros. Mi padre los compra porque puede ir por la calle pisando charcos sin temor a que le entre agua en los zapatos. Siempre lleva los pies secos con los Zapatos Fluchos. Por eso se los recomienda siempre a todo el mundo. Son, como él dice, unos zapatos que no rompen. Si te descuidas, los dejas de herencia para tus nietos. Espero que mi padre les deje a sus nietos una herencia mejor.

Estos zapatos que no rompen no son nada baratos. Nunca bajan de sesenta euros ni en rebajas. Pero son tan duros que más que un gasto es una inversión. Mi padre tiene algún par de zapatos que llevan con él unos diez años por lo menos. Los lleva al zapatero a poner tapas nuevas y le duran una eternidad.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: