Whatsapp es la aplicación líder del sector de la mensajería, hasta el punto de que muy pocos son los que no la tienen instalada en su Smartphone. Algunos, incluso, creen saber todo sobre Whatsapp, sus trucos y recovecos. Sin embargo, la mayor parte de ellos ignoran que la realidad es muy diferente, porque es la propia app la que puede llegar a saber cosas de su usuario que, tal vez él estuviera poco dispuesto a proporcionar de manera consciente.

Y no es que la propia compañía nos oculte esa cuestión, porque cuando procedemos a instalar la app en nuestro Smartphone, automáticamente estamos aceptando unos términos y condiciones del servicio, así como una política de privacidad que la compañía incluye en su página, whatsapp.com, a disposición de quien quiera consultar. Claro que, sinceramente, ¿cuántos leemos las condiciones del servicio de todas las aplicaciones que instalamos en nuestros dispositivos, o de las páginas web en las que nos registramos?

La app de Whatsapp es capaz de conseguir mucha información nuestra

Ocho aspectos en los que WHATSAPP sabe de más

En cualquier caso, destacan ocho aspectos en los que Whatsapp puede apañárselas para conocer más de nosotros mismos de lo que quizás queramos:

1.- WhatsApp puede acceder a la lista de contactos y a la libreta de direcciones, aunque la compañía asegura que no tiene intención de recopilar esos datos a los que accede.

2.- Como consecuencia de lo anterior, el acceso periódico a la lista de contactos les permite localizar los números móviles de otras personas que también utilizan WhatsApp.

3.- No existe ninguna limitación para que cualquier usuario de cualquier país del mundo que se haga con el número de teléfono de alguien pueda ver la cuenta de otro y su foto de perfil. La única solución sería bloquearlo individualmente.

4.- Whatsapp recopila los estatus o “presentaciones de estado”, así como las fotos de perfil o la información de la última conexión que ha establecido el usuario.

5.- En base a lo anterior, la compañía se otorga a sí misma el derecho de hacer trabajos sobre esas “presentaciones de estado”, así como usarlos y distribuirlos.

6.- Todo lo que es enviado a través de WhatsApp, ya se trate de vídeos, fotos, audios o demás, queda almacenado durante un determinado periodo de tiempo en los servidores de la empresa.

7.- Al visitar su página web, ésta envía cookies al ordenador o el dispositivo, con lo cual pueden saber qué visita el usuario en Internet.

8.- Así, en el momento que se está utilizando el navegador, se está produciendo el envío de determinada información a los servidores de Whatsapp. De este modo, podrán saber la IP, el tipo de navegador que se usa, las páginas que se están visitando y el tiempo que se está en cada una de ellas.

 ¿Queremos que whatsapp siga sabiendo tanto de nosotros?

Después de conocer todo esto, quizás sea el momento de replantearse si, realmente, queremos que una aplicación como Whatsapp sepa más de nosotros mismos que nuestra propia familia o amistades.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: