Walt Disney, célebre por ser el creador de Mickey mouse definitivamente es un gran ejemplo de perseverancia, un soñador por excelencia, Disney una vez dijo: "Sueño, contrasto mis sueños con lo que creo, me atrevo a correr riesgos, y luego llevo mi visión a la práctica para hacer realidad mis sueños". Algo que se debe resaltar de Disney es que él no todo el tiempo fue exitoso, fracasó varias veces antes de construir el imperio Disney. Pero a pesar de los fracasos, de los amargos momentos que tuvo que pasar, triunfó y así lo hizo gracias a su espíritu inquebrantable, a su gran convicción.

Un ejemplo de la perseverancia de Disney fue cuando por primera vez dibujó un ratoncito al cual llamó Mortimer Mouse (el cual después se llamaría Mickey Mouse). Disney dibujó a su ratoncito Mickey mientras viajaba en tren de regreso a su casa y se convenció de que ese ratoncito lo llevaría a la cumbre (cosa que efectivamente logró, varios años después). Convencido Disney de que su ratón revolucionaría los dibujos animados, se dirigió al banco en que generalmente hacia transacciones básicas, con el fin de que le prestaran el dinero que necesitaba para producir su primera película animada con sonidos (todos los dibujos animados en esa época eran mudos). Tal vez se piense que pedir un préstamo es fácil, pero no es tan fácil cuando la cantidad que necesitas es bastante alta, y ese era precisamente el caso de Disney. Disney necesitaba 15000 dólares (que hoy en día equivalen a más de un 1 millón de dólares) para poder llevar su sueño a la realidad, pero el hecho de que fuese tan elevado el costo de su sueño no lo detuvo, sin pensarlo dos veces se dirigió al banco decidido a conseguir el dinero que necesitaba. Ahora imagínense que ustedes fueran el banquero, tienen enfrente a un joven de 26 años pidiéndoles 1 millón de dólares para hacer algo que nadie ha hecho y que solo porque él lo dice será mucho mejor que los dibujos animados existentes y para colmo el joven no tiene ahorros o algo que le permita garantizar que podrá pagar el préstamo. La mayoría en el lugar del banquero haría precisamente lo que el banquero hizo, se reirían y echarían de su banco a ese loco. Bien pues así continuó Disney de rechazo en rechazo hasta que un banquero confió en él y le prestó el dinero. Ahora la pregunta aquí es ¿a cuántos bancos fue Disney, para que sea considerado como un ejemplo de perseverancia? Bien pues antes de responder ¿a cuántos bancos estarían dispuestos a ir, antes de decir: esto no es lo mío, mejor me dedico a algo más? ¿Solo lo intentarían en 3 bancos? ¿En 10? ¿o incluso 20? pues bien Disney convencido de que su idea funcionaría fue de banco en banco hasta que al final en el banco numero 305 le prestaron el dinero (¡305 negocios!. grande es el ejemplo que nos brinda esta anécdota sobre todo muestra la convicción y la fe inquebrantable de Disney hacia la consecución de sus objetivos. definitivamente esta anécdota nos muestra que si creemos en lo que hacemos y estamos seguros de que funcionará y lo intentamos una y otra vez al final lo lograremos, sin importarnos lo que los demás puedan pensar o decir.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: