Las Campos vuelven por Navidad a Telecinco como vuelve el turrón el día 24 de diciembre. Hay que hacer caja y tamibén hay que subir la audiencia de la cadena de la telebasura que tango nos gusta a mujeres y hombres. Yo seré una de las enganchadas al televisor para ver los lujos de esta saga de artistas del periodismo televisivo. Me gusta el lujo. Soñaré que los sueños se cumplen viendo a la vieja matriarca del clan en un hotel lujoso de la Gran Manzana rodeada por sus dos hijas añosas.

Estoy segura que habrá muchas jóvenes que decidirán estudiar periodismo o lo que haya que estudiar para entrar a trabajar en la telebasura. Tal vez no hay que estudiar nada. Sólo tienes que pasar por el cirujano para poner unas tetas y una nariz a la moda. Si gustas, entras en un Gran Hermano y saltas al estrellato de los que viven sin matarse mucho en el duro trabajo.

María Teresa Campos inició su carrera profesional en otros tiempos. Hacía radio en su Málaga natal. Dio el salto a Madrid cuando ya era famosa en su tierra. Después dieron el salto al estrellato Terelu y Carmen Borrego, dos estrellas de la fama nacional gracias a una madre que las arrastró a las portadas de la prensa rosa. Ellas se ocuparon de mantenerse en la noticia con sus divorcios, penas y amoríos.

No nos pongamos filosóficos. Lo importante es que vuelven Las campos por Navidad. Nuestras Navidades van a ser más felices soñando con vidas de lujo en Nueva York. Yo todavía estoy soñando con la casa de María Teresa. La matriarca del clan Campos tiene una mansión en Madrid que sería el paraíso para los okupas si se atrevieran a okupar una de las casas más famosas de esta España nuestra.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: