El vuelo de la victoria, telenovela sin gloria con Mane de la parra

El vuelo de la victoria, telenovela sin gloria

Con mucho juicio me he sentado a ver los primeros capítulos de El vuelo de la victoria, telenovela protagonizada por Mane de la Parra y Paulina Goto, sólo puedo decir que es de las historias más grises y aburridas. Un historia acartonada y añejada. Si estuviéramos en los años 90's sería una historia interesante, pero en la actualidad es una historia demasiado aburrida, sin mucho carisma y atrapada en el tiempo. Esta historia producida por Nathalie Lartilleux no le ofrece al televidente ninguna novedad, es tomar un libreto de hace cien años y darle copiar y pegar con nuevos actores. Pero esto ya no es novedad, Nathalie Lartilleux es una de esas productoras, que aún con éxitos como Corazón Indomable y La Gata, no se ha atrevido a experimentar con cosas diferentes, tal vez porque simplemente no le interesa adentrarse en un mar de posibilidades que no sea capaz de capotear.

El estilo de Nathalie Lartilleux es básico, con producciones como Inocente de Ti, Cuidado con el ángel y Un camino hacia el destino, ha demostrado su poco interés de ir hacia la novedad, de adaptar las nuevas formas de producir telenovelas, y se ha estancado en los melodramas clásicos, que de alguna manera funcionan, pero en el caso de El vuelo de la victoria, la fórmula no es tan exacta. En Corazón Indomable Ana Brenda tenía chispa, en Cuidado con el Ángel Maite Perroni tenía carisma y encanto, mientras que, en la nueva historia, Paulina Goto se ve demasiado fría, y con ese acento que le pusieron se ve de lo más ridículo. Por el lado de Mane de la Parra, él es un buen actor, pero sigue sin trasmitir mucho, no es un actor para protagonizar, es casi tan frío e inexpresivo como Pablo Lyle, con la diferencia de que Mane de la Parra tiene un poco más de talento y carisma, pero eso no le alcanza para encabezar una historia, aunque para el horario de las 5:30 está bien.

Me sorprende que una actriz tan experimentada como Susana Dosamantes brille en El vuelo de la victoria, no por su larga trayectoria como una primera actriz, sino por sus sobreactuaciones, al mejor estilo de las villanas de los 90's, donde gritar y abrir los ojos era el estilo de las telenovelas mexicanas y venezolanas. Eso ya pasó de moda, sólo demuestra la débil dirección que tiene esta telenovela y la poca imaginación de Susana Dosamantes para ofrecer papeles viscerales y reales. Susana Dosamantes tiene el mismo estilo que le hemos visto por años en telenovelas como El amor no tiene precio, Marina o Eva Luna, una cátedra de sobreactuación y una gritería desesperante, además de que parece maquillada y vestida por el enemigo, tipo la escopeta de Homero Simpson.

La buena noticia para Televisa con Nathalie Lartilleux es que con ella los presupuestos son cortos y sus historias jamás cuentan con elencos estelares, llegan al televidente objetivo que son amas de casa y señoras del servicio, y terminan teniendo una buena audiencia. Telenovelas efímeras que no pasarán a la historia de la televisión, solo rellenos para horario vespertino que llenan huecos.

El vuelo de la victoria, telenovela sin gloria, sin pena. Cuando acabe nadie la recordará. Muy olvidable.

¿Algo más que agregar?

Puedes dejar tus comentarios.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: