fotografia

El saber popular de nuestros antepasados tenía remedios caseros para casi todo a los que llamábamos "la botica de la abuela" y eran esos remedios caseros que servían para problemas comunes y diversos. No hace mucho ya volvieron los parches que no sirven para nada pero al producir un efecto placebo parece que se marchan los dolores de espalda y riñones. Habrá que hacer acopio de Aloe Vera para las quemaduras o picaduras de insectos, verrugas, etc.

fotografia

fotografia

Para resfriados o gripes, recuperar el vaso de leche caliente con brandy no está mal ya que nos sume en un sopor que nos hace sudar y hasta delirar de la borrachera. Así mismo, las propiedades del ajo ya las conocemos así que para bajar la tensión y el colesterol y para purificar la sangre, como laxante, etc, una buena cantidad de ajos machacados y macerados con aguardiente puede convertirse en un hábito diario para mantenerse sanos y contentos.

fotografia

Para el estómago está el bicarbonato, vaya tontería tomar  Almax, total tiene los mismos efectos y en mucho más barato, que de eso se trata. La mayoría de medicamentos actuales que hay en las farmacias son procedentes de "la botica de la abuela" y están hechos a base de sustancias extraídas de plantas. Los laboratorios han elaborado muchos medicamentos que canalizados , cada uno sirve para una cosa pero ahora si hay que volver a las plantas, aunque algunas son inócuas, otras pueden tener efectos secundarios por lo que habrá que consultar a médicos naturistas, que tal vez ahora de rebote, puedan hacer su agosto.

fotografia

Hay una serie de plantas que hay que conocer dadas las circunstancias:

Acanto, abre el apetito y sana las quemaduras.

Abrótano, se usaba antiguamente para facilitar partos, ahora se utiliza para eliminar parásitos.

Acedera, su jugo se aplica para curar úlceras o gangrenas.

Diente de León, su jugo calma la tos y limpia la sangre. También combate la fiebre.

Cilántro, la infusión calma los catarros bronquiales y afecciones pulmonares.

Planta Altemísa, es buena para la epilepsia y favorece la menstruación.

Aristololoquia, su loción preparada en vino elimina la sarna y seca llagas.

Acelgas, su jugo cura la anemia y también las rojeces de la piel.

Manzanilla, además de usarse para aclarar el pelo, se utiliza para trastornos estomacales.

Cardo Mariano, las infusiones ayudan hacer frente a las resacas que son tan molestas.

 

 

fotografia

Hay una lista interminable de remedios caseros , libros de plantas medicinales para consultar las propiedades de cada una, pues algunas son eficaces y otras no, según al trastorno que se sufra si no acertamos pueden surgir problemas añadidos. El Foro Español de Pacientes ha criticado las declaraciones de Ana Mato, afirman que es una "metedura de pata" y "un disparate" que una ministra de Sanidad proponga que en vez de un jarabe para la tos, nos tomemos una infusión. Uno de los asuntos que más preocupan es que los remedios caseros retrasen el acceso del paciente a la medicina oficial y que cuando acudan al médico ya sea tarde.

Echar mano de los remedios naturales de Txunari Alfaro es otra opción, pues parece ser que tiene también remedios para todo.

fotografia

Todo esto preocupa mucho sobre todo a las personas de edad avanzada que tiene la salud precaria y necesitan constantes cuidados. Pero no todo puede que sea negativo con esta retirada de medicamentos, puede que reduzca el envejecimiento que se produce en la población de este país.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: