A todos nos sucede y es natural que evolucionemos en nuestros gustos o necesidades...

Toda relación se establece por motivos o necesidades (y ambas). Si vivo cerca de una chica bonita, si nos agradamos y tenemos cosas en común, es probable nos enamoremos. Si trabajo cerca de una mujer, si tenemos una relación de simpatías y vínculos laborales o de comunión de ideas o interes, es posible que uno pase más allá por necesidad o curiosidad. Ambas partes tienen posibilidades de avanzar o retroceder ¡Nada es obligado! y, sin embargo, hay gente que formaliza el vínculo, la relación, como un CONTRATO DE GARANTÍAS llamado matrimonio ¡pero eso no sirve! La lealtad, de cualquier parte, se debe a motivos personales ¡a gustos! (y a disgustos y expectativas).

A mi edad, no tengo tiempo para perder en una relación con una chica tipo Cristina Aguilera ¡Linda! ¡Sexy! (pero no será mía): Ya gasté y perdí y gané (y perdí). Si se quiere avanzar hay que motivarse. En esto de las "penas del alma" hay que ser como un nadador intentando cruzar el canal... ¡Ese que tiene unos 30 km y cuyas aguas son frías! Si uno se duerme, si no tiene apoyo INTERNO y externo ¡Se muere! (y nada grato es verse morir en cierta clase de soledad perenne e inútil).

Acabo leer un goo de "Sandra" (créditos), a vuelo de pájaros reviví mi manual de "supervivencia" emocional y esta es mi postura en cuanto a mi sanidad y AUTOPROTECCIÓN.

Sanar de amar.

Pese a lo traumático y los intentos para "desconectarnos" del dolor, no hay cura para el mal, hasta que uno sabe DE QUÉ SE ENFERMÓ y de lo que se pudo morir. Es cuestión de pesar, todo el paquete, y felicitarse porque -de otro modo- pudo ser peor. Si hay que llorar, se llora, Si hay que tirar fuera una docena de cosa ¡se echan fuera! Lo malo es no ser sinceros con aquello de "otro clavo saca a otro clavo". En ese sentido se comienza una relación CON FINES INCORRECTOS, sin la liberación del alma y muchas aprensiones y, cuando se teme (a un nuevo fracaso) las dimensiones del ser y su alma están como contraídas... Es algo así como una violación forzosa del alma. No hay lubricación en los sentimientos, no hay plena libertad y alguno de ambos podría sentirse MANIPULADO... Eso sería volver a caer en el círculo vicioso del que se pretende sanar y salir ilesos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: