fotografia

En ciudades grandes se producen ruidos de toda clase y aunque estamos más o menos acostumbrados muchas veces y de forma inconsciente nosotros también los producimos especialmente en casa poniendo la música demasiado fuerte si tenemos una fiesta o celebramos algo. Expertos en el tema opinan que por lo general en las ciudades y poblaciones grandes estamos expuestos a ruidos mayores de los reconocidos como aceptables que se establece en 65 decibelios.

fotografia

Nadie está libre hoy día de los ruidos pero esto afecta en más medida a la gente joven que escucha música en auriculares y que se han acostumbrado a escucharla a todo volumen. La OMS (Organización Mundial de la Salud) hace ya tiempo que alerta que hay millones de jóvenes que están en riesgo de sufrir pérdida de audición debido al alto volumen con que suelen escuchar la música. Se considera que 85 decibelios durante 8 horas es lo máximo que no tiene riesgo pero si se pasa este límite tanto en tiempo como en volumen el oído sufre serios problemas.

fotografia

fotografia

En el interior del oído existen células pilosas que forman el nervio auditivo, recogen las vibraciones que produce el sonido y las transmiten al cerebro que es donde se analizan y se identifica que tipo de sonido estamos escuchando. Para que esto ocurra las señales eléctricas llegan al cerebro recubiertas por una capa de mielina, cuando la música u otro sonido es demasiado fuerte, las neuronas pierden la capa de mielina que las cubre y el cerebro ya no puede identificar que tipo de sonido les llega. Por otra parte, acostumbrarse a escuchar la música muy alta en los auriculares, con el tiempo se pierde audición porque poco a poco se daña el nervio auditivo. También escuchar la musica muy alta produce una tendencia a la irritabilidad.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: