Volkswagen

VOLKSWAGEN Y EL AHORRO

VOLKSWAGEN, BMW, MERCEDES Y OPEL

VOLKSWAGEN, la marca automovilística de ALEMANIA, se convirtió en noticia a nivel internacional. Tras unos controles realizados a una serie de vehículos fabricados por esta casa, saltaron las alarmas. ¿Han hecho chapuza los alemanes? Pues, aunque cuesta creerlo dada su fama por “hacer bien sus cosas”, esta vez no le salen las cuentas. Volkswagen ha tenido que retirar miles de vehículos del mercado por no cumplir con las normas legales en cuanto al monóxido de carbono y nitrógeno que salen de sus tubos de escape. Estos se veían manipulados por los mismos ingenieros que realizaron unos cambios en sus cálculos para ahorrar en dinero durante la fabricación. Dicho ahorro intencionado finalmente le salió bastante caro a la casa alemana Volkswagen. Incluso, podemos percatar que en la publicidad de sus coches en España han suprimido la frase que antes solían decir: “das Auto” (el coche). Lo pronunciaban con un énfasis como si se tratara del vehículo por excelencia y no hubiera otro coche mejor que ese.

Sin embargo, este caso va mucho más allá de lo que nos podemos imaginar. Según las declaraciones de un informante cuyo nombre salió al público, la comisión ha realizado más investigaciones y los resultados obtenidos no son nada alentadores. Otras empresas se ven salpicadas por este intencionado ahorro. El consorcio tecnológico Bosch ha fabricado presuntamente controles de motor que disponen de un dispositivo de bloque del control de emisiones. Aparentemente se han utilizado de forma ilegal.

Este problema de los gases se amplia, incluso, a las marcas de BMW, MERCEDES y OPEL. Estos, al parecer, han instalado un sistema según el cual, al bajar las temperaturas externas a menos de diez grados, apagan automáticamente el control de emisiones - para proteger el motor -, según explican. En el caso de la casa Opel, esto ya sucede cuando las temperaturas del exterior alcanzan los 17ºC. Hay quien lo considera aceptable. No obstante, según la regulación de la EU, este sistema con detección de la temperatura externa es ilegal.

Aquí es donde surge la pregunta: ¿al final no son tan legales los alemanes? Hasta ahora, se ha tenido una imagen diferente de Alemania, donde todos los trabajos estaban supuestamente bien hechos, de buena calidad y dentro de la legalidad. Sin embargo, surgió primero el asombro, luego la duda y algo de desconfianza. ¿La imagen quedará dañada? Lo que es seguro es que el mercado automovilístico alemán ha sufrido una pérdida económica multimillonaria por estos errores y les costará lo suyo recuperar el dinero y la imagen que han tenido hasta ahora. Pero eso sí, como decía la propaganda: Wir leben Autos (vivimos los coches). Aunque no serán precisamente los coches alemanes….

Al ahorro intencionado (como se llama ahora la ilegalidad) de la casa Volkswagen se sumaron el BMW, el Mercedes y la Opel. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: