Médico con el estetoscopio

La vocación la define la R.A.E. como la «Inclinación a un estado, una profesión o una carrera.» que también admite la expresión «errar alguien la vocación» como: « Dedicarse a algo para lo cual no tiene disposición, o mostrar tenerla para otra cosa en que no se ejercita.»

La vocación en algunos trabajos, pienso que no es necesaria. Los funcionarios, oficinistas, banqueros, agentes de bolsa y profesiones similares, pueden tener vocación o carecer de ella siempre que realicen bien sus tareas.

La vocación es imprescindible cuando se trata de profesiones relativas a la salud, entre otras. En esta ocasión me centraré en la medicina

La vocación en medicina implica que te guste tu trabajo; que te esfuerces en realizarlo con profesionalidad; que si debes emplear más horas de las estipuladas en tu contrato estés dispuesto a hacerlas; que tengas la humanidad de tratar a los pacientes, de la edad que sean, con respeto y explicándoles lo que no entiendan de la forma más sencilla posible sin prisas. Los médicos de vocación merecen todo mi respeto porque sé que dedican mucho tiempo de su vida a informarse sobre los nuevos avances y sus pacientes los adoran por el trato que reciben.

Por todas estas razones no entiendo cómo actualmente hay tantísimas vocaciones en medicina. La nota que se exige para estudiar medicina es tan alta por la cantidad de aspirantes a médicos. La carrera de medicina es la más competitiva que hay, la ayuda mutua no existe, si le dejas tus apuntes a un compañero puede destacar sobre ti y eso es impensable. He oído a jóvenes advertir a sus amigos que si son admitidos los dos, su amistad se convertirá en rivalidad.

También sé que una gran mayoría quiere ser médico de familia para entrar en la Seguridad Social, llevar colgado del cuello el estetoscopio que queda muy bien y cuando llega un paciente con el mínimo problema, lo envían al especialista y listo, Acaban su jornada, tienen el futuro asegurado y tiempo para dedicarse a sus verdaderas aficiones. Estas personas «han errado su vocación».

Cuando hablo con mis médicos de confianza, verdaderos profesionales cada uno en su especialidad, tampoco lo entienden y me aseguran que probablemente si hoy tuvieran que empezar su carrera, no serían médicos,

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: