Vivir la vida corriendo sin vivir la vida

Todos los seres humanos tienen el mismo sueño, aprovechar cada instante de la vida para de ese modo vivirla cómo cada uno desee.

A los niños cuando son pequeños se les enseña que cuanto antes terminen de hacer  sus deberes más tiempo tendrán para jugar con sus amigos. 

Pero, de adultos las cosas han cambiado poco, por no decir que nada, ya que se sigue añorando lo mismo, se trata de sacar tiempo para poder dedicarse a lo que realmente le gusta hacer a cada uno. Sin embargo, queda la impresión de que todo el tiempo se va en realizar todas las tareas diarias. 

¿Por qué hay que correr?

Por regla general, la gente se pasa la vida esperando un momento futuro en el que por fin podrá hacer lo que siempre soñó. Lo único real, es que la gran mayoría dejan que los años vayan pasando inmersos en una rutina de prisas por llegar antes al objetivo anhelado. Incluso algunos están convencidos de que solo podrán tener una vida más placentera ganando más dinero y no les importa si para eso tienen que sacrificar el presente. 

En la actualidad, el hombre ha cambiado el auténtico valor que tiene su tiempo de vida por el de acumular un mayor número de pertenencias. No se da cuenta de lo equivocado que está, ya que piensa que ese esfuerzo y sacrificio le llevará a tener un mejor bienestar el día de mañana. Cuando es posible que ese esfuerzo y sacrificio no sirva para nada en el futuro o a lo mejor ni siquiera llega ese futuro. Está convencido de que lo tiene todo asegurado y garantizado, cuando es la mayor trampa en la que puede caer. 

Vivir con calma para saborear la vida

Son muchos los que han reaccionado a tiempo y se han dado cuenta de que las prisas se habían apoderado de su vida. Y ha sido en ese momento cuando han decidido dar un giro total a su vida y, han decidido dedicarse a vivir cada momento de su vida como si fuera el último. Se han propuesto hacer lo que realmente quieren y no lo que les impone una sociedad caduca y que no sabe muy bien hacia donde se dirige. 

Es el llamado "movimiento slow", pretenden que la calma vuelva a la vida, que el trabajo se haga bien sin las prisas actuales. Que se pueda disfrutar de las relaciones humanas y de las tradiciones sin ser esclavos del reloj o de trabajar sin descanso. Son los que no quieren vivir la vida corriendo sin vivir la vida. Sino que quieren disfrutarla y saborearla cómo se merece. 

 

 

 

 

 

 

Vivir la vida corriendo sin vivir la vida

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: