fotografia

La ruta de los pueblos blancos pasa por Setenil de las Bodegas, un municipio de la provincia de Cádiz que no es un pueblo cualquiera al encontrarse situado literalmente debajo de una enorme roca que le sirve de techo. Muchas de las casas se encuentran debajo mismo de la roca y otras encima de ella por lo que sus calles presentan diferentes alturas proporcionando a esta localidad rincones verdaderamente bellos.

fotografia

Su antigüedad data de antes de la época medieval y también se enstaló aquí un poblado almohade. Setenil de las Bodegas es un pueblo espectacular por su original enclave que debería ser mucho más conocido pues los visitantes que llegan no salen de su asombro ante la situación de las viviendas y sus calles siguiendo la trayectoria de la roca que lo convierten en un pueblo diferente de todos.

fotografia

Existe una leyenda (entre otras muchas) que cuenta que durante la reconquista de estas tierras, Isabel la Católica tuvo un hijo que murió nada más nacer y al que iba a poner de nombre Sebastián y que fue enterrado en el lugar donde se construyó la primera Iglesia Católica del pueblo que llamaron de San Sabastián que es en la actualidad el patrón del pueblo. En la parte alta de Setenil se pueden admirar los edificios más interesantes como los restos de la muralla de la Fortaleza Árabe y fuera del pueblo, a menos de cinco kilómetros se encuentran los restos de Acinipo, una ciudad romana donde un se pueden ver los restos de un teatro.

fotografia

Como curiosidad se puede adquirir un excelente aceite de oliva virgen extra con un sabor afrutado que fue Premio de Plata al mejor aceite de la provincia de Cádiz. Tambié se puede ir de tapeo por las típicas bodegas que ofrecen unas ricas tapas o adquirir los productos artesanos de chacinas elaboradas de la manera antigua y tradicional con unos sabores inmejorables que ya van siendo difíciles de encontrar.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: