fantasía

¿Vivir en la realidad o la fantasía?

Existe una práctica generalizada, que sabemos por experiencia propia o ajena que es la de apretar los párpados, ante situaciones de miedo o terror o simple y llanamente tratar de no ver, o taparnos los oídos para no escuchar algo desagradable, dicen los psicólogos que es parte de una huella que tenemos grabada en el inconsciente desde nuestros primeros años de vida (niñez).

Es gráfica la manera de negar la presencia de una circunstancia que se muestra amenazante o una actitud defensiva contra aquello que turba nuestra tranquilidad y estabilidad emocional. No sería descabellado pensar que un individuo que ha sido criado de manera de hacerlo sumiso y obediente ante otro que lo estima, de seguro estará más dispuesto a soportar vejaciones solo por saber que está equivocado, de hecho le produciría serios conflictos internos.

Así mismo; sucede con todas las formas que se basan en el puro deseo infantil, los cuales bloquean los procesos de análisis racionales, característicos de la etapa adulta. Persona a la que se le ha enseñado de manera efectiva, que existen principios sólidos ante los cuales lo demás es de una insignificante importancia y, que no importa a cuantas vicisitudes deba arriesgarse, su meta de vida tiene que ser inalterablemente, seguir enfocado en la ilusión. Es casi seguro que resistirá fuertemente, cuanta señal le ofrezca la vida de que está equivocado.

Y, proseguirá con los parpados apretados, resistiendo indolentemente, frio, hambre o cualquiera otra tara que se le ponga por delante, de paso calificando de enemigos a aquellos que de alguna manera discrepen o estén en un camino diferente al de ellos.

ilusión

¿Andar con los ojos cerrados?

¿Tendrá alguna similitud este tipo de pensamiento al llamado delirio psicótico? Así es ciertamente; tanto que es la base del fanatismo más extremo, casi semejante a la locura. ¿Cuántas de las personas llamadas “normales” actúan de la misma manera? ¿Es posible cambiarlas tan solo con simples advertencias o buenos consejos? ¡Se presta a dudas!

Dentro de lo posible, tal vez lo mejor sería reflexionar con justeza, tratar de salvarnos a nosotros mismos y apartarnos de la irreflexiva fantasía, caminar por el camino de la realidad cotidiana. Como ustedes sabrán por experiencia, lo accidentada que se presenta. Más sin embargo; algo más productivo, que andar por la vida con los ojos cerrados.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: