fotografia

Población preinca, los Urus fue una raza que decidó vivir a orillas del lago Titicaca pero a medida que la población crecía y el número de familias aumentaba muchos de ellos decidieron construír islas artificiales con una planta muy abundante en estos parajes andinos, la totora. Las barcas y las casas de las islas flotantes son construídas con totora sin más ingredientes que su ingenio y sus manos.

fotografia

Estas islas flotantes duran muchos años ya que los habitantes del lago les van añadiendo nuevas capas de totora para reemplazar las más viejas que se van deteriorando. Parece que tuviese que ser incomodo vivir en una casa que va flotando pero para los Urus acostumbrados a vivir encima del agua cuando les parece cambian la isla de lugar o la dividen si quieren separarse de algún familiar con el que tengas diferencias.

footgrafia

fotografia

Los turistas incrédulos quieren entrar a pisar las islas para comprobar que toda ella tiembla si saltan. Con la llegada del turismo,los habitantes de este lugar aprovecharon para vender toda clase de artesanía típica peruana y en los últimos tiempos con el llamado ecoturísmo también ofrecen alojamiento por las noches la los que quieren vivir la experiencia lo que les reporta importantes ingresos.

fotografia

Esto hace que se abra un nuevo negocio para ellos y ya se ha dado el caso de una simpática emprendedora, Cristina Sureña, que tiene una isla en la que vive con toda su familia y que ofrece alojamiento proclamando en la publicidad, "Hotel Cinco Esteras con Camas Flotantes".

fotografia

footgrafia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: