Hay enfermedades púramente físicas y otras totalmente psíquicas?.

Cuál es el punto en el que ambas se articulan?

Existe una raíz psíquica en alguna o toda enfermedad?.

Estas preguntas que tal vez muchos especialistas se formulan, han dado lugar a una serie de investigaciones que han arrojado resultados asombrosos. No podemos hablar de enfermedades físicas sin tener en cuenta los aspectos psíquicos y emocionales profundos que llevaron a ella. Los antiguos sabios orientales aseguraban ya que toda enfermedad se gesta primero en la mente y en las emociones y luego se traslada al cuerpo físico. Sería entonces en el cuerpo mental y en el "astral" donde aparecerían los primeros rastros de una enfermedad que, a su debido tiempo y cuando las condiciones lo permiten, se manifiesta en el plano físico y sólo entonces la detectan los médicos. Por eso, es tan importante trabajar sobre los pensamientos, manteniendo la actitud mental dirigida hacia la salud y no hacia la enfermedad. Se torna fundamental no bloquear el flujo de energía en ninguno de los centros vitales del cuerpo, evitando retener emociones o sentimientos negativos.

Fuente: American Journal of Clinical Nutrition

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: