La virginidad

La virginidad es un tema que siempre ha sido fuente de conflictos. Desde siempre se la ha relacionado con el himen de la mujer, para de este modo limitar su libertad sexual.

A diario, en los medios de comunicación la sexualidad, ocupa un lugar destacado con cientos de anuncios e imágenes que invaden las páginas de las revistas, los periódicos y las pantallas de la televisión. En numerosas ocasiones los famosos han tratado de hacer un llamamiento en favor de la virginidad, aunque con el paso de la edad adolescente a la edad adulta, se hace más difícil conservar una imagen de pureza y castidad. Algunas personas se sienten atrapadas por el dilema de si continuar con la abstinencia o si madurar y adaptarse a los avances que se producen en temas de sexualidad.

Concepto de virginidad

La virginidad tiene una definición clara la no alteración de una persona, un objeto o cualquier otro ser desde su origen. Se puede partir del concepto de virginidad para aplicarlo al caso de una mujer que haya sido intervenida quirúrgicamente de cualquier parte de su cuerpo, ya sea por motivos de salud o por razones de estética, ya no tendría cabida considerarla como vírgen, en el concepto de virginidad no se establece ninguna diferencia de alteración que se pueda relacionar con las mujeres; este tipo de distinción solo pueden hacerla aquellos que tienen mentalidad machista y egoísta.

En muchos casos la palabra virginidad se aplica cuando se quiere hablar de bosques, selvas o islas a las que el ser humano todavía no ha tenido acceso y no se ha podido producir una alteración de su ecosistema.

El himen es una fina membrana que se produce como resultado de la formación del aparato genital femenino, no tiene ninguna función que cumplir, no todas las mujeres nacen con el himen, a las que nacen sin él no se las podría considerar como vírgenes.

Romper el mito de la virginidad

Escondiéndose bajo las creencias religiosas y bajo el control masculino, hace unos años se optaba por reprimir a la mujer en ciertos aspectos sociales y sexuales, es a partir de ahí cuando se empezó a utilizar el término virginidad para definir a las mujeres que nunca habían mantenido relaciones sexuales.

Lo que se pretendía realmente era coaccionar a la mujer para limitar su libertad sexual, transmitiéndole la idea de que si no llegaba vírgen al matrimonio se convertía en una mujer inservible.

En nuestros días esto ha dejado de tener importancia tanto para los hombres como para las mujeres, pero todavía queda quien se ampara en esta norma carente de sentido con la única disculpa de seguir humillando a la mujer.

Lo que sucede en realidad

Cuando se tienen relaciones sexuales, lo único que se obtiene es placer con la pareja a la que se ama. Nada cambia después de tener una relación sexual, la persona sigue siendo la misma.

Si todavía hay mujeres que siguen optando por la abstinencia, lo hacen porque notan el acoso de una sociedad empeñada en seguir anclada en el pasado y que solo piensa en reprimir la libertad de elección de la mujer.

Se extrae una conclusión clara la virginidad no existe. Porque la liberación sexual de la mujer ha llegado ya.

 

 


 


 


pierde la virginidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: