LA VIOLENCIA LABORAL está constituida por incidentes en los que el personal sufre abusos, amenazas o ataques en circunstancias relacionadas con su trabajo que ponen en peligro, implícitamente, o explícitamente su seguridad, su bienestar o su salud.

La violencia física es el uso de la fuerza física en contra de otra persona o grupo produciendo daños físicos, sexuales o psicológicos.

La violencia psicológica es el uso deliberado del poder, o amenazas de recurso a la fuerza física, contra una persona o un grupo que puedan hacer daño al desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social. Incluye el abuso verbal, la intimidación y las amenazas.

UN INCIDENTE es la materialización o concreción de un riesgo es un suceso o siniestro sin provocar daño en la salud del trabajador o daño en la propiedad de manera relevante y que en otras circunstancias podría haberlo provocado.

UN ACCIDENTE de trabajo es la materialización o concreción de un peligro en un suceso o siniestro que provoca un daño en la salud del trabajador o en la propiedad. Puede no producir baja laboral.

EL ABUSO se define como un comportamiento humillante que degrada e indica una falta de respeto a la dignidad y valor de la otra persona.

UNA AGRESIÓN o ataque es un comportamiento intencionado que produce daños físicos a otra persona. Se incluye la agresión sexual.

La amenaza es la promesa de recurso a la fuerza física o al poder que produce miedo, al daño físico, sexual, psicológico u otras consecuencias negativas a las personas o grupos a quien va dirigida.

El acoso sexual es una conducta no deseada de carácter sexual que resulta ofensiva humillante para otra persona, esto causa que la persona se sienta amenazada, humillada o avergonzada.

La intimidación es un comportamiento ofensivo y repetitivo en el tiempo, con intentos vejatorios, crueles o maliciosos para humillar o minar a un trabajador o a un grupo de trabajadores.

La violencia laboral

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: