LOS VIGILANTES DEL FARO, séptima novela de la autora Camilla Läckberg, que sigue sucediendo en la ciudad sueca de Fjällbacka, con los protagonistas que comenzaron la serie: Erica Falck y Patrik Hedström. 

Los vigilantes del faro comienzan después del grave accidente que sufrieron Erica y su hermana Anna, cuando se dirigían al hospital, por el aviso del ataque al corazón que sufrió Patrik. El terrible resultado fue la muerte del niño que esperaba Anna, cuya vida estuvo en serio peligro, y que la ha sumido en una depresión sin fondo. Los gemelos de Erika, que si han sobrevivido ocupan casi todo su tiempo sin olvidar a su hija mayor Maja, por lo que no tienen tiempo para visitar a una amiga de la infancia que ha regresado inesperadamente a la isla de Valö que es de su familia, y viene con su hijo pequeño Sam.

El que si va a visitar a Annie es su antiguo novio Matte Severin, que también hace poco que ha regresado después de muchos años para trabajar en el ayuntamiento.

La aparición del cadáver de Matte en su piso, abre una investigación que lleva de cabeza a la policía de Fjällbacka, ya que las pistas son pocas y no parecen llevar a ningún indicio sólido.

Los vigilantes del faro, como es habitual en los libros de Camilla Läckberg, tiene una parte de la historia en el pasado, que sirve de explicación a las acciones en el presente.

La policía de Fjälbacka, con Patrick a la cabeza sigue un rastro que quizás les lleve a la solución, el anterior trabajo de Matte con mujeres maltratadas.

Los vigilantes del faro, séptima obra de Camilla Läckberg, nos vuelve a sumergir en una lectura que siempre deja con ganas de una nueva entrega, historia que comenzo con La Princesa de Hielo.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: