¡La vida es un torbellino la contra, Meditación!

En el día a día la vida se vuelve un torbellino. Siempre andamos en la búsqueda de hacer más cantidad de cosas en el menor tiempo posible. Prolongar el día al máximo posible, como si fuera de goma elástica. Sin embargo, es lamentable que queramos o no, el día tiene la misma cantidad de horas. Es un ritmo acelerado de vida con consecuencias muy negativas, en nuestro sistema inmunológico, haciendo que todo aquello que penetra en nuestro cuerpo provoque un perjuicio fisiológico o psicológico.

Un sistema de defensa debilitado nos hace permeables a las enfermedades. Por esto es que hay que buscar otras posibilidades saludables que nos permitan hacer una vida más serena, en este sistema de vida moderno. Entre otras cosas podemos mencionar, una dieta equilibrada, el ejercicio físico con moderación, y la meditación.

¿Cómo nos puede ayudar la meditación?

1.- Su práctica ayuda a la producción de la hormona DHEA (Dihidroepiandrosterona) que es considerada la hormona de la juventud 2.- Propicia un buen sueño, ya sabemos que el que más duerme normalmente más vive. 3.- Nos protege del estrés lo cual significa menos producción de radicales libres 4.- Limita la producción de cortisol, una hormona que en exceso de cantidad, como suele suceder con el estrés, estimula la pérdida de neuronas y afectaciones de la memoria 5.- Además de ello favorece grandemente la irrigación neurológica y una optima función de los neurotransmisores.

meditación

¡Objetivos perseguidos con la meditación!

A través de la misma se considera tener la mente concentrada, evitando su dispersión. Armonizar la mente con el cuerpo. Maximizar nuestra capacidad de atención y borrar los pensamientos negativos. Algo así como mantener unidos el cuerpo y la mente, armonizados.

Es interesante tomar en cuenta estos datos: Durante el acto de la meditación el metabolismo se reduce entre un 10 y un 20%, el consumo de oxígeno por parte del cuerpo se reduce en un 8% y, el pulso, la presión sanguínea, y la frecuencia respiratoria decrecen considerablemente.

Practicar disciplinadamente la meditación, constantemente; produce beneficios si existen problemas fisiopatológicos como la hipertensión, arritmias cardíacas o trastornos del sueño. La meditación no cuesta nada, se practica cuando se desee. Requisito indispensable para ello, buscar un sitio tranquilo, sin ruido y mucha ventilación. Es recomendable al empezar, hacer varias sesiones cortas y con el tiempo irlas alargando. Al hacerlo por lo menos 10 minutos diarios ya podemos sentir sus efectos benéficos. Al practicarla regularmente aumenta la capacidad de conservar la comunión del cuerpo y la mente.

Para practicar la meditación nunca es tarde. Cualquier edad es buena para beneficiarse de esta práctica, solo hay que intentarlo y luego saca tus propias conclusiones. Hay muchas instituciones que preconizan y enseñan a meditar por Internet, institutos de yoga, que te facilitan las herramientas para iniciarte en este arte, disciplina y cultura milenaria. ¡Comienza cuando quieras!

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: