La Vida, el ser humano, Un Libro

Aunque la vida de cada ser humano tiene sus particularidades, formación, educación, deseos, apetencias, metas… Existen algunas cosas en torno a las cuales hay cierta unanimidad, para hacerlas como objetivos que nos recreen espiritualmente como; nuestro primer hijo y la publicación de un libro. Estos dos acontecimientos revuelven cada fibra de nuestra espiritualidad afectan nuestro futuro y marcan nuestro paso por la vida.

Un libro nuevo es siempre motivo de alegría,.., decía el insigne pensador cubano José Martí, es un amigo que nos espera, nuestro pase directo a la eternidad adelantado, un vaho divino que viene a levantarnos el espíritu.

Estamos inmersos en una era protagonizada por artilugios “inteligentes”, computadoras, televisores, teléfonos y hasta los autos. Toda esta suerte de artefactos invade el mercado y pautan nuestra existencia cotidiana. Indudablemente que los beneficios que aportan no tiene discusión, por cuanto son de ayuda inestimable en esta vida moderna que soportamos. Sin embargo esta “inteligencia” es temporal. Porque ese mismo desarrollo y tecnología que los promociona, los desecha con una velocidad pasmosa.

El artefacto que hoy nos presta su utilidad “inteligente”, en corto tiempo se vuelve desechable, casi desde el mismo momento que sale al mercado- Retomando: ¡La única inteligencia eterna es la que nos aporta un libro! Sin importar lo antiguo que sea, su autor, ni su ideología política, filosóficas o religiosas que lo sustente. Este amigo siempre tiene algo que decirnos. A Dios gracia.

Un libro

Nobleza y fidelidad

Notables su nobleza y fidelidad, capaz de estar a nuestro lado en la peor de las circunstancias. En el más apartado sitio del planeta, gozamos de su contenido, disponiendo a discreción del conocimiento inserto en sus páginas. Verdaderamente un libro no está para actualizaciones periódicas, como; los modernos aparatos “inteligentes”. Pero; si hace posible que en cada lectura nuestra, cada vez, nuestra mente se actualice.

De seguro, todos los libros no son iguales. Pero; si es seguro que dentro de la eternidad, unos destacan más que otros. Que por supuesto son; aquellos cuyos autores disponen con más frecuencia de ese ráfaga divina que se posa en sus frentes. Todos son útiles, porque; en ellos subyace un cúmulo de conocimientos y experiencias de vida únicas que, están ahí para ser aprovechadas.

Un libro para escribir, publicar, leer es, una experiencia de incalculable valor, por su espíritu, por lo que nos deja. Un libro en esencia es portador de vivencias, experiencias, conocimiento, sentimientos, emociones que nos estimulan anímicamente. Provocándonos desde la tristeza más sentida, hasta el oropel de una risa incontenible, festiva, rebosante de vitalidad y, conducirnos por el camino del conocimiento más complejo y necesario. Eso y más es un libro.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: