Jardín de Edén

La vida en el Jardín de Edén

 

En el pasado árticulo discutimos sobre quién es Dios, y que se llama Jehová. Aprendimos también que él creó todas las cosas, o sea el cielo, la tierra y todo lo que hay sobre ella. Además dejamos pendiente una pregunta: ¿Cómo era la vida en el Jardín de Edén?

 

Jehová creó a Eva, y se la dio a Adán para que fuera su esposa.

Génesis 2:21,22: 21: Por lo tanto Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre el hombre y, mientras este dormía, tomó una de sus costillas y entonces cerró la carne sobre su lugar. Y Jehová Dios procedió a construir de la costilla que había tomado del hombre una mujer, y a traerla al hombre.

 

Adán y Eva eran personas perfectas. su mente y su cuerpo no tenían defectos.

 

Vivían en el Jardín de Edén: un lugar muy hermoso donde había un río, árboles y animales. Era un paraíso.

 

Jehová tenía conversaciones con ellos y les enseñaba. Para vivir para siempr en ese paraíso, tenían que escuchar a Dios y obedecerlo. 

 

Dios dio a Adán y Eva muchas cosas buenas.

Génesis 1:28: Además, los bendijo Dios y les dijo Dios: “Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra y sojúzguenla, y tengan en sujeción los peces del mar y las criaturas voladoras de los cielos y toda criatura viviente que se mueve sobre la tierra”.

 

Pero no todo fue cómo Jehová quería, como lo tenía planificado, un ángel se rebeló contra Dios. Ese ángel malo es Satanás, el Diablo.

 

Jehová les dijo a Adán y Eva un mandato que no comiera de un árbol del jardín, porque si lo hacían, iban a morir.

 

Satanás no quería que ellos obedecieran a Dios. El Diablo por medio de una serpiente le dijo a Eva que no iba a morir si comía de árbol prohibido. Les dijo que serían unos Dioses.

Génesis 3:1-5: Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las bestias salvajes del campo que Jehová Dios había hecho. De modo que empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?”. Ante esto, la mujer dijo a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer. Pero en cuanto a [comer] del fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios ha dicho: ‘No deben comer de él, no, no deben tocarlo para que no mueran’”. Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán. Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.

 

Jehová le dijo que no comieran del árbol.

Génesis 2:16,17: Y también impuso Jehová Dios este mandato al hombre: “De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho. Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo, no debes comer de él, porque en el día que comas de él, positivamente morirás”.

 

Lamentable nuestros primeros padres Adá y Eva comieron de aquel árbol, en pocas palabras ESCUCHARON A SATANAS y cuál fue el resultado de eso, en el siguiente árticulo veremos cuál fue.

 

 

 

 

 

                                                                      Su Amigo,

                                                                      Chimo Towers.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: