¡La vida no solamente es andar hacia adelante!

La vida no es solamente un andar hacia adelante. En muchas ocasiones nos vemos retrocediendo, retomando pasos, rutas, ya andadas empapándote de experiencias, reflexionando luego; ya he recorrido este camino, lo conozco. Podemos renegar, quejarnos, armar berrinches, cosas ya vividas. Es un momento que a todos nos ha pasado o está por pasarnos.

La premisa es darnos cuenta, eso es lo primero, no hacernos los locos, aparentar que nada está pasando. Es importante tener una idea clara, positiva para mirar siempre hacia el horizonte pero; solo en ciertos casos; hay que identificar las diferencias. Si llevamos algún tiempo girando en un círculo cerrado con ninguna claridad. Sin tener a mano una solución que se acomode a nuestros deseos, en realidad de poco nos serviría elucubrar pensamientos que nos digan lo “grande que somos”. Siendo que íntimamente sentimos lo contrario, pasando por sentimos hasta ridículos.

Puede pasar que al concentrarnos siempre en ver solo al frente, haya la posibilidad que al mirar hacia atrás, o a los lados, nos haga sentir incómodos. Sin embargo; enfocarse nada más que mirar hacia adelante es, como coartarnos la gloria de vivir. Colocarnos vendas en los ojos, o en el menor de los males mirar con un solo ojo.

la vida

No podemos olvidarnos que el pasado es y será parte de nuestras vidas y que el presente es la sensación vital, vida al fin y al cabo. Integrar las experiencias pasadas, malas o buenas, traumáticas, deberían ser la energía transformadora para concientizarnos. De que serviría seguir avanzando para adelante y mucho menos a ciegas. La única manera de volverlas útiles es enfrentarlas y aceptar; esto es lo que tenemos ya veremos la forma de cambiarlas. Nadie ha dicho que es fácil, en infinidad de ocasiones será una lucha cuasi a muerte. Aceptemos; que la única forma en que percepciones, pensamientos y sentimientos que tenemos acerca de lo que hemos vivido, no queden gravados en un lugar inconsciente, soterrados y con el grave riesgo de salir a relucir en el momento menos indicado para no permitir que seas tú mismo.

Por eso dar un paso en retroceso, no es siempre retroceder. En el decursar de la vida es incluso una necesidad dar unos pasos hacia atrás, porque es lo más sano, apartarse a un lado del camino, nos permite en algunas ocasiones tener una mejor perspectiva de las cosas, No es como algunos piensan que es perder el tiempo ni un acto de gracia, Es tomarse un “tiempito” para tener más claras las circunstancias y reflexionar.

Cuantas veces pasa que te encuentres haciendo algo que no querías repetir, que sientas que has retrocedido un paso que: luego de haber avanzado exitosamente, te mires nuevamente en el inicio, en la salida. En alguna ocasión alguien me dijo que si de pronto su negocio ahora exitoso se viniera abajo, tenía la voluntad de volver a su antiguo trabajo sin trauma porque intuía que esto sería algo temporal, en el entendido que esta situación no sería para siempre.

El camino andado y retomarlo

Lo cual quiere decir que; cuando ya conocemos el camino andado, podemos retomarlo en cuanto queramos o nos sintamos impelidos a ello por algún imponderable, sin importar que haya dado un paso atrás. Simple y llanamente es una forma de tomar impulso para un nuevo arranque, sin que eso signifique que estamos predestinados a quedarnos en este punto. Si internalizas que es algo circunstancial. ¡Así será!

Junta todo lo necesario; reflexiona que lo que está sucediendo es temporal. Te encuentras en este punto para lograr un objetivo, sea cual sea este, no pierdas de vista la meta. Ninguna situación que tú no decidas será para siempre, usa ese tiempo para ti, para apreciar lo que has logrado, los que estás adquiriendo y lo que vas a ser.

Por: Gerag

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: