Pep Guardiola tuvo la gran decisión de que el Marfileño Yaya Touré retornara de una forma estupenda ante el caída y flojo equipo del Crystal Palace, algo que era poco de esperar por muchas personas y talvez hasta por el mismo Yaya Touré. En un partido en el que el fue el que guio al City hacia su muy merecida victoria en el Selhurst Park anotando los dos goles del encuentro, siendo uno de ellos a falta de ocho minutos para el final, y demostrando que tiene intención de seguir siendo trascendente en el proyecto de Pep para lo que queda de temporada.

Touré de 33 años, y a muy pocos meses de que su contrato con el City culmine, no había tenido ni un minuto de juego luego de que su agente acusara a Guardiola de "humillar" a su representado por no inscribirlo en la lista de la Champions League.

EL marfileño fue el hombre del encuentro desde una hora antes del que iniciara, cuando se dieron las alineaciones se dio por oficial el perdón sobre el jugador tomando una gran decisión Pep.

Guardiola apostó para situarlo de interior, protegido por Fernandinho y al lado de De Bruyne. El City fue claramente el dominante en el primer tiempo pero sin dejar atrás a un Palace que tenía una idea clara en su estadio. Pardew pobló el centro del campo y no se resistió a recular si era necesario. El primer golpe del partido lo dio el protagonista del día, Touré se olvidó del tiempo de inactividad y, en un ataque posicional, se las arregló para buscar una pared con Nolito.

El jugador más adelante volvió a recibir una oportunidad clara y contundente y mando un cohete imparable para el arquero del Palace dando el 1-0 a favor de su equipo. La capacidad técnica del futbolista está fuera de toda duda y en Selhurst Park se le vio más fresco que nunca físicamente.

Alan Pardew reaccionó en el segundo tiempo, y decidió reforzar una de sus virtudes: el juego directo. Dio entrada a Wickham para emparejarlo a Benteke en el ataque, y el City acusó la baja de Kompany, sustituido por lesión en el primer tiempo, en la disputa del juego aéreo. En ese momento el partido se descontroló. No era el guión ideal para los ‘citizens’, que veían como el exceso de ocasiones les quitó seguridad. Aún así, estuvo apunto de llegar la sentencia. En una rápida jugada ofensiva, De Bruyne puso un centro tenso para Agüero. El remate del argentino lo rozó el portero y, antes de que entrara a gol, lo sacó un defensa sobre la línea. El partido estaba desbocado, y en el contragolpe de la misma jugada los locales engancharon al City. Zaha dirigió la jugada por la derecha y el balón acabó en la otra banda, a los pies de Wickham que se zafó con increíble facilidad de un blando Zabaleta. El delantero inglés fusiló a Bravo por abajo e igualó el encuentro.

En ese momento el partido se le dificultaba al City, que volvía a dar referencia a lo complicado que era para ellos controlar los partidos a domicilio, hasta que el astro marfileño dio solución a todos los problemas dejándolos atrás. Faltaban ocho minutos para que culminara el partido y los del City estaban cerca del área del Palace en ese momento el jugador de Bélgica Kevin De Bruyne, ubicándose de centrador, mando un envió con peligro y fuerza. En el corazón del área, cual nueve puro, emergió Yaya Touré para poner el interior de su bota de alguna forma y dar el triunfo a los de Guardiola.

Estas fueron las palabras del jugador luego de culminar el partido:

"Estoy muy contento, no sólo por los dos goles, sino por volver a jugar. Quiero dar las gracias al entrenador por darme la oportunidad de jugar", expresó tras el partido el futbolista africano, que no disputaba un minuto de desde el 24 de agosto, en el partido de vuelta de la previa de la Champions League frente al Steaua Bucarest.

"Me preparé, seguí entrenándome y este sábado he tenido la oportunidad. Estaba preparado mentalmente, ya que sabía que mi entrenador me necesitaría un día. He tenido la suerte de marcar dos goles y estoy encantado", señaló.

EL CITY MUY CERCA DEL LIVEPOOL

Estos tres puntos se convierten en algo clave para el equipo de Pep, más ahora que el equipo del técnico Jürgen Klopp el Liverpool dio un tropieza cediendo un empate ante el Southampton, y dando a conocer que los de Guardiola los vuelven a igualar en puntos. Los ‘reds’ no pudieron superar a un conjunto local muy bien organizado defensivamente, y acusó el desgaste internacional de muchos de sus futbolistas. De forma inesperada los del Manchester City y Liverpool quedan en las cabeza los dos con la misma cantidad de puntos esperando el resultado que tengan los de Conte que si logran el triunfo contra el Middlesbrough darán a conocer que son los nuevos punteros de la Premier League
 

City ganador

Un equipo ganador

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: