del prado

El viaje de tus sueños

En alguna parte de tu mente subyace la idea de hacer el viaje de tus sueños que; todavía no has llegado a culminar. De ser así, ponlo en el primer lugar de tus prioridades. Existe la posibilidad de que en este momento, tienes asuntos más importantes o urgentes por hacer. Sin embargo si años tras años vas dejándolo para después, corres el riesgo de no realizarlo nunca y agregarlo a las cosas que has querido hacer, terminando por tirarlo a la cesta del olvido.

Donde está el lugar de tus sueños…

Hay muchos destinos, tantos como quieras visitar y por supuesto infinidad de razones para hacer un viaje. Por ejemplo; en Europa, España, con sus corridas de toros, los san fermines, el Museo del Prado, las Catedrales de Andalucía, el Museo Nacional Reina Sofía…, Italia, Roma, la Ciudad del Vaticano, la Capilla Sixtina, el Coliseo de Roma…, Europa toda, tiene motivos turísticos inolvidables en Inglaterra, Escocia, Grecia, Hungría, por solo nombrar unos pocos países.

Verdaderamente, destinos turísticos existen en todo el mundo, a veces el deseo de hacer un viaje ni siquiera, tiene una intención dominante, tal vez tiene una motivación más sencilla como; el deseo de tomarse una copa de vino a orillas de un lago, un rio, sentado tranquilamente en cualquier vinatería o restaurant, degustando una rica comida. Disfrutar de un hermoso atardecer a la orilla del mar en cualquier playa, aspirando los olores del mar, el yodo, su fragancia salada, su atmósfera.

pàrtenon

Un libro abierto

El mundo es como un libro abierto y quienes no lo exploran, es como si leyeran una sola página del mismo. No necesariamente tienes que darle la vuelta al mundo para disfrutar de un viaje extraordinario. Sucede que no pocas veces el destino de tus sueños se encuentra al voltear la esquina.

Como sucede infinidad de veces, un viaje placentero te cambia la percepción de la vida y en cierta manera te hace otra persona, Cuando viajas logras comprender que no hay una sola forma de hacer las cosas. En estos tiempos dominados por la tecnología, algunos podrían pensar que esto se puede lograr navegando por internet –es posible- pero; de seguro es insuperable hacerlo en carne y hueso.

Hay personas de elevada sensibilidad espiritual que piensa; al viajar sucede algo que no tiene que ver con las imágenes, el paisaje… Se trata de los cambios internos, porque; un buen viaje sintoniza el traslado del cuerpo y el alma para situarnos en otro nivel. No estamos hablando de las trilladas vacaciones comunes de estricto apego al turismo guiado. Sino al viaje donde te sobra tiempo para perder y cambiar tal como se presente el día. Viajes en donde en un momento terminas perdido y luego te encuentras. Donde buscas y luego encuentras.

El descubrimiento

Un verdadero viaje de descubrimiento no radica en encontrar nuevos caminos, sino en mirar con ojos nuevos. Por esto hay personas que se estremecen de emoción al visitar el mar a pocos kilómetros de su casa o coronar alguna odisea con el mismo tenor. Aparentemente los nuevos ojos no aparecen por lo que miran, puesto que después de la experiencia, el que observa no es el mismo.

Es tan rica la experiencia de viajar al lugar tantas veces soñado y que has aplazado por tiempo indefinido, que ya es el momento de crear esa oportunidad. Medita bien si las razones para pernoctar en casa no son en realidad un cúmulo de excusas. Debes recordar que el momento ideal para hacer algo, escasamente llega; infortunadamente. ¡Decide ahora, porque mañana quién sabe!

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: