Noche de frío

En invierno pleno.

El andar de un auto,

Perdido y anónimo.

Afuera, las gélidas caricias quizás templen el espíritu.

Pero, aquí, adentro, todo es cálido refugio.

Desde el alto puente

Entrever la noche que inunda.

Una calma clara,

Un rayo de dicha.

Pienso en el anverso,

En los gráciles soles,

Pienso en la ansiedad

De la playa joven.

Pero prefiero este anhelo

De viaje sin brújula,

Río sin espera,

En la noche de invierno.

Esta paz frágil y anónima,

Gratuidad sin prisa,

Lento deslizarse por la ruta huérfana.

Nada está predicho.

Estar en esta paz,

De suave descanso,

De puro paisaje.

Mar de soledad.

No añoro veranos,

Quiero este frío seco,

Desde mi refugio,

Este andar sin rumbo.

Bendigo esta dicha,

De viaje sin tiempo.

No quiero partida,

No quiero recuerdo.

No quiero destino,

Quiero sólo estar.

Late mi sentido,

Late el pensamiento

Yo sigo este viaje,

Mi viaje sin tiempo.

Pienso, sólo pienso:

Como un demiurgo que inventa su cosmos,

Beber la maravilla:

Eternidad sin rumbo.

Viaje de regreso,

Noche de autopista,

Yo sigo en camino,

No quiero llegar.

Magia acongojada,

Lentos deslizares (…)

Estoy en tiempo pleno.

Y ya no quiero más.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: