MALDIVAS EN ISLA LOCAL, ¿SIGUE SIENDO EL PARAÍSO?


Cuando la gente imagina las islas Maldivas, suelen ser las mismas imágenes las que se proyectan en la mente. Si cierras los ojos en este preciso instante e imaginas estas islas muy probablemente estés pensando en playas de arena fina y blanca inmaculadas, aguas de diversos tonos turquesa que parecen juguetear entre ellos y grandes bungalows que se adentran en el mar ordenados a ambos lados de una pasarela. Sin embargo, Maldivas ofrece también otra cara, su lado mas genuino, las islas locales. Es en este momento cuando al viajero se le presenta esa terrible duda, quiero ir a Maldivas pero no tengo presupuesto para ir a un resort, ¿son las islas locales una opción?. La respuesta es indiscutiblemente SI.

Maldivas es un país compuesto por mas de 1200 islas divididas en 26 atolones. De todas estas islas aproximadamente 200 están habitadas y se utilizan para las mas diversas tareas como por ejemplo, existe una isla privada para el presidente, una isla para el aeropuerto e incluso una isla para la quema de basuras, si como lo oyes, tienen una isla destinada a los residuos. Desde hace ya algunos años, Maldivas se ha ido abriendo progresivamente al turismo mas allá de las islas privadas de los grandes resorts. En numerosas islas que antes solo estaban habitadas por gente local han ido apareciendo pequeños hoteles y guesthouses que nos permiten disfrutar de unas vacaciones en este país por un precio mucho mas bajo. En alguna de ellas este crecimiento turístico ha sido tan grande que ya representa la principal actividad productiva de la isla.

Voy a hablar de dos ejemplos donde se aprecia muy claramente la diferencia entre una isla que es muy turística y otra que no. Ambas tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles, pero en las dos encontraras lo que vienes a buscar a este país, sol, playas de arena blanca y preciosos arrecifes de coral repletos de fauna marina.

En primer lugar voy a hablar de la isla de Gulhi, isla muy pequeña y de momento poco turística que está situada en atolón sur de Malé. Llegar a este lugar es muy sencillo y bastante barato, desde el puerto de Malé salen casi cada hora lanchas rápidas hacia la isla de Maafushi (posteriormente hablare de ella), que por unos 20 USD te dejarán en Gulhi.

Lo que mas llama la atención de esta isla es lo pequeña que es y la poca gente que hay, tanto locales como turistas. Existen actualmente 5 o 6 hoteles y guesthouses que rondan los 50-80 dólares la noche y tienen una calidad excelente en la mayoría de los casos. Nosotros nos alojamos en el Tropic Tree y salvo que el restaurante es un poco caro todo lo demás estuvo muy bien. Algunos de estos hoteles disponen de tumbonas y sombrillas para sus huéspedes. Las opciones para comer no son muchas al estar en una isla tan pequeña, pero lo que hay esta muy rico. Mi recomendación esque procuréis comer fuera de los alojamientos, ya que estos suelen ser mas caros y no necesariamente mejores.

Hay un restaurante cerca del puerto que se llama “Surfers”, es de los mas baratos y los mejores platos que comí en Maldivas los comí allí. En cuanto a las excursiones, no existe tanta oferta como en otras islas mas turísticas pero todos los alojamientos organizan sus propias salidas de snorkel, avistamiento de delfines, submarinismo, etc. Sin embargo, la playa principal de Gulhi tiene uno de los mejores arrecifes que vi en Maldivas, y ¡esta a 30 metros de la orilla!. Esto significa que no necesitas hacer excursiones de snorkel porque aquí ya lo tienes todo, en este pequeño espacio vi decenas de especies de peces, varias morenas, tortugas, rayas y pequeñas mantas, y aunque yo no los vi fueron varias las personas que me comentaron que vieron pequeños tiburones de arrecife de puntas negras. A esto hay que sumarle la belleza y tranquilidad de la playa de Gulhi, por lo que parece mejor disfrutar de la isla y dejar las excursiones para otro momento. El único punto débil que, para mi, tiene Gulhi es que al ser tan pequeña no tiene mucho movimiento y puedes llegar a aburrirte un poco si pasas aquí demasiadas noches. Para mi lo ideal es combinar unas noches en Gulhi con algunas noches en otra isla mas turística como puede ser Maafushi, desde la que organizar varias excursiones a un precio mas competitivo.

La isla de Maafushi es la otra cara de la moneda, una isla mas grande y bastante mas poblada, donde el turismo se ha impuesto como la principal actividad de los lugareños. Llegar hasta aquí es muy fácil ya que hay lanchas que salen cada hora desde el puerto de Malé y el ticket cuesta alrededor de los 25 USD. A diferencia de la cercana Gulhi, Maafushi no es una isla tranquila donde ir a perderte en tus pensamientos, mas bien es una isla bulliciosa con muchos, pero muchos turistas. La oferta de alojamiento en esta isla es inmensa, allí donde mires veras hoteles, hostales, guesthouses... El precio es muy similar al de Gulhi, y por 40-70 USD la noche puedes encontrar grandes hoteles con una calidad excelente. Nosotros nos alojamos en el Beachwood hotel y la verdad es que estuvo realmente bien. También existen multitud de restaurantes aunque aquí hay de todo, bueno y malo y en ocasiones algo caro para lo que es. Mi recomendación es que vayáis a los restaurantes donde comen la gente de allí y no a los restaurantes mas turísticos que están delante de la playa porque ademas de ser mucho mas caros la calidad en ocasiones no es la correcta. Maafushi no es una isla excesivamente bonita como tal, esta demasiado masificada y eso se nota en cosas como el exceso de basura en algunos puntos o la poca calidad de su arrecife por la cantidad de turistas que lo pisan y lo arrancan.

Normalmente se utiliza esta isla como campamento base desde el que realizar diversas excursiones, y es aquí cuando viene el punto fuerte de esta isla, la competencia entre las distintas empresas que organizan excursiones se traduce en precios mucho mas bajos. Desde aquí puedes hacer una excursión de un día completo haciendo snorkel en varios puntos y comiendo en un “sandbank” por unos 25-30 USD, puedes hacer avistamiento de delfines por 30 USD o hacer inmersiones por 30-50 USD cada una. La oferta es muy extensa, motos de agua, kyte surf, cursos de submarinismo, excursiones de un día a un resort de lujo, kayak , pesca nocturna y un largo etcétera. Lo mejor es recorrer varios lugares y ver cual ofrece el mejor precio. La verdad es que no tienes tiempo para aburrirte, y si te queda algún rato libre siempre puedes tirarte en la playa y disfrutar de un atardecer espectacular.

Como recomendación personal están los zumos que hacen en la pequeña tiendecita que hay al final de la playa de Maafushi, están buenísimos, sobre todo el de maracuyá y son francamente baratos, un placer para terminar el día.

En definitiva, Maldivas es un país INCREIBLE con una riqueza marina envidiable y una población muy hospitalaria. Si te planteas viajar a este paraíso y no puedes o no quieres pagar el dineral que cuestan los resorts, las islas locales son una opción buenísima para realmente conocer este país y no limitarte a ver pasar los días desde la terraza de tu bungalow. Como dije antes, existen multitud de islas entre las que elegir, aunque las que están mas cerca de la capital tienen mejores conexiones, donde encontraras una amplia oferta de alojamientos para todos los bolsillos. Da igual donde vayas, en este archipiélago siempre encontraras gente amable, playas de arena fina y blanca, un clima extremadamente cálido y su mejor tesoro, sus fondos marinos. Por tanto, la respuesta a la pregunta inicial ¿sigue siendo un paraíso?, la respuesta es un claro y rotundo si.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: