En España se utiliza cada vez más el tren para los desplazamientos a larga distancia. Los datos del Instituto Nacional de Estadística, referentes al mes de enero de este año, confirman una tendencia que se viene observando en los últimos años: El tren gana viajeros en recorridos de larga distancia, mientras siguen bajando los que utilizan el avión.

Viajar en tren, todo son ventajas

Los viajes en tren resultan más económicos. Además, Renfe, en España, lleva a cabo una política de rebaja de tarifas desde el año 2.013, que incluye los recorridos en AVE, el tren de alta velocidad. Los viajes en avión, por el contrario, se han encarecido debido al aumento de las tasas aeroportuarias.

Pero viajar en tren, además de ser más económico, tiene muchas más ventajas:

- El tren es un medio de transporte respetuoso con el medio ambiente. Greenpeace, en su web, aconseja viajar en tren en vacaciones, como una de las medidas para luchar contra el cambio climático.

- Viajar en tren permite disfrutar del paisaje durante todo el trayecto, por lo que el viaje se disfruta desde el primer momento.

-Los controles de equipaje son prácticamente inexistentes, y el tiempo de espera en las estaciones es más reducido que en los aeropuertos, lo que supone un importante ahorro de tiempo, al no tener que acudir con mucho tiempo de antelación.

- Las estaciones de tren, además, suelen estar situadas en pleno centro de la ciudad, lo que nos ahorra el tiempo y el coste de los desplazamientos a los aeropuertos, que acostumbran a estar ubicados en zonas apartadas del núcleo urbano.

Para estas vacaciones de verano, es interesante aprovechar las ofertas del nuevo AVE, el tren de Alta Velocidad, a Francia, que realiza el recorrido Barcelona-París en 6 horas y 25 minutos, desde 59 euros, y a otros destinos como Marsella, Toulusse o Lyon.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: