LA REPÚBLICA DE MACEDONIA es una país ubicado en Europa del este colindante con Bulgaria, Grecia, Serbia, Albania y Albania. Su capital es Skopie ciudad en donde nació la Madre Teresa de Calcuta.

Pertenece a los países conocidos como “Balcanes”. Tiene una población de dos millones de habitantes de los cuales apenas un 63% son nacidos en este territorio y el resto son una mezcla de inmigrantes de los países vecinos. Durante muchos años este territorio a sido sede de innumerables conflictos armados independistas o de intereses geográficos.

La capital de la República de Macedonia es Skopie, el lenguaje oficial es el macedonio y su moneda recibe el nombre de “Denar”.

Skopie, capital, no es una gran ciudad turística y esta lejos de contar con la infraestructura de las capitales europeas, sin embargo es conocido por ser el país en que nació la Madre Teresa de Calcuta.

En julio del 2010 tuve la fortuna de realizar un viaje por los países Balcanes, y después de visitar Serbia, Macedonia sería mi siguiente destino a visitar.

El viaje se realizo vía terrestre, aproximadamente 10 horas de viaje en un autobús con instalaciones bastante limitadas. Sin duda una gran aventura considerando que el viaje lo realice solo y con la gran incertidumbre debido a que en la Secretaria de Relaciones Exteriores de México (SER) no me supieron informar si para ingresar a dicho país se me era requerido algún tipo de visado.

Curiosamente en dicha institución gubernamental me pidieron de favor que mandara un correo electrónico a la dependencia norteamericana correspondiente con sede en Skopie para preguntar acerca de requerimientos legales para el ingreso de ciudadanos mexicanos en dicho territorio. a respuesta fue aprobatoria, no se me requeriría de un visado, sin embargo mi incertidumbre no disminuiría debido a las fuentes de dicha información.

Curiosamente en dicha institución gubernamental me pidieron de favor que mandara un correo electrónico a la dependencia norteamericana correspondiente con sede en Skopie para preguntar acerca de requerimientos legales para el ingreso de ciudadanos mexicanos en dicho territorio. a respuesta fue aprobatoria, no se me requeriría de un visado, sin embargo mi incertidumbre no disminuiría debido a las fuentes de dicha información.

Después de un largo y cansado viaje, finalmente llegamos a la frontera entre Serbia y Macedonia. El autobús por disposición aduanal fue detenido por las autoridades y un oficial le abordo.

Inferí que ahora el oficial requeriría documentos a los pasajeros, yo no entendía ni una sola palabra y los oficiales tampoco entendían ingles ni mucho menos español. Ésta sería tan solo una de las tantas situaciones aduanales muy particulares vividas durante el viaje.

En el autobús únicamente habíamos dos extranjeros, un norteamericano al cual ni su lugar le fue respetado y tuvo que viajar parado durante todo el trayecto y que además fue agredido en más de una ocasión por razones que nosotros los extranjeros no entendíamos.

Al entregar mi documento al oficial, este replico en voz alta mi nacionalidad con semblante de sorpresa y quizás inseguridad por no saber que hacer con este documento en sus manos.

El resto de los pasajeros no tardaron en murmurar mi nacionalidad y observarme como si yo fuera de otro planeta. Finalmente para mi alivio, mi documento se me fue devuelto y sellado en señal de aprobación.

El resto de los pasajeros no tardaron en murmurar mi nacionalidad y observarme como si yo fuera de otro planeta. Finalmente para mi alivio, mi documento se me fue devuelto y sellado en señal de aprobación.

Al arribar a Skopie, efectivamente me sentí en otro planeta, la estación de autobuses estaba en el mismo edificio que la estación de trenes, autobuses urbanos y de bomberos, no existían señalamientos más que en el idioma local el cual se basa en el abecedario griego y es imposible de leer para los extranjeros.

En un inicio tenia planeado realizar la compra de alimentos pues el viaje había sido bastante cansado, sin embargo en cuanto baje del autobús fui abordado por señores con apariencia muy poco confiable, es decir con prendas muy mal presentadas, oliendo a suciedad y mas de alguno con falta de mas de un diente, en otras palabras, chimuelos. Estos se dedicaban a ofrecer servicios de transporte público, me ofrecían ser mis choferes durante mi estadía en Skopie así como llevarme a mi siguiente destino por precios más accesibles a los ofrecidos por el servicio publico, con el paso de tiempo, estos choferes quienes hablaban un par de palabras en inglés se volvían más agresivos tanto con los turistas así como entre ellos mismos quienes se disputaban los clientes a toda costa.

Finalmente después de “negociar” o en otras palabras, mentirles a estos seudo choferes, finalmente logre que me dejaran en paz y me redirigí a comprar un boleto de autobús con dirección a Grecia, con fecha de salida tres días después de aquel en el que arribe a Skopie.

De manera mecanizada, cada que realizaba el arribo a un país diferente lo primero que hacia era comprar un boleto de salida hacia mi siguiente destino, tomarme el tiempo para comprar algún alimento, comprar un mapa local e investigar cuales eran los mejores medios de transporte disponibles. En esta ocasión debido a lo accesibilidad económica disponible, decidí tomar un taxi, mismo que me costaría apenas 0.85 centavos de euro, lo cual resultaba ser muy económico debido a la distancia a recorrer.

La Bandera de la República de Macedonia. La Capital es Skopie.

Durante aquel mes de junio del 2010 el mundial de fútbol estaba en plena disputa y la selección representativa de México hasta ese momento había empatado con Sudáfrica, había ganado a Francia y esa misma semana jugaría en contra de su similar de Uruguay.

Al abordar el taxi y para mi grata sorpresa, el chofer era un fanático total del balompié y al escuchar que mi nacionalidad era mexicana, no dudo ni un segundo en mencionarme que Jorge Campos, ex arquero del seleccionado mexicano fue su ídolo en la década de los noventas y que admiraba mucho a Cuauhtémoc Blanco, Oscar “El Conejo” Pérez y a Javier “El Chicharito Hernández. Además de decirme que México era su equipo favorito en el mundial.

Finalmente llegamos a mi destino y durante los siguientes tres días disfrute de conocer una cultura con costumbres e idiosincrasia muy diferentes a las que anteriormente yo había tenido la fortuna de conocer.

Para concluir, me gustaría agregar que muchas veces nos hacen creer que los mejores destinos para visitar como turistas son aquellos en donde hay una mejor economía, sin embargo después de conocer la República de Macedonia aprendí que lo mas importante es el trato que recibes al ser extranjero. Quizás no pase los mejores momentos al arribar SKOPIE pero en el resto de mi viaje pase fantásticos momentos siempre con una atención que nunca hubiera imaginado tener, esto, siempre teniendo en mente que aun se vive un ambiente de tristeza en las calles de una ciudad gris que ha sido testigo de cómo miles de familias han sufrido de guerras que se dicen han sido generadas por intereses políticos-geográficos por Serbia, Bulgaria y Grecia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: