Viajar a Australia era uno de mis sueños, y hace poco tuve la oportunidad de cumplirlo. Australia es un lugar maravilloso, y me gustaría comentar un par de cosas que hay que tener en cuenta antes de aterrizar en las antípodas. Los trámites no son complicados, sobre todo para los españoles, pero son imprescindibles.

Antes de viajar a Australia:

Antes de viajar tenemos que disponer de una visa. Hay varios tipos, dependiendo de lo que vas a hacer en Australia. La visa de turista es gratuita, y se puede pedir por internet. No hay que ir a un consulado, y no ponen ningún sello o pegatina en tu pasaporte. Además, a los españoles o ciudadanos de casi todos los países europeos, y alguno más, no nos piden mayor cosa, no hay que justificar ingresos ni tener seguro médico. Esta visa se llama eVisitor (Podéis ver una lista de países aquí: http://www.immi.gov.au/visitors/tourist/evisitor/eligibility.htm ) Pedir visa es gratuito, y el permiso dura dos años. No tienes que poner la fecha concreta del viaje. Durante los dos años puedes entrar en Australia tantas veces como quieras, pero no puedes estar más de tres meses.

Si quieres ir a Australia a estudiar o trabajar, o vas de tránsito a otro país, tendrás que pedir otra visa. Puedes encontrar toda la información aquí: http://www.immi.gov.au/visawizard/

La visa no tarda mucho, la de mi marido tardó sólo media hora, la mía un poco más, casi 12 horas, aunque te avisan de que pueden tardar hasta una semana en contestar. Te envían un email con la respuesta. Luego en Australia sólo te piden el pasaporte, pero es mejor imprimir ese correo o apuntar las claves que incluye, por si te lo piden a la hora de tomar el avión.

Ahora que ya tenemos visa, nos podemos preparar para un largo viaje. Desde España se suele ir atravesando Asia, como yo vivo en Centroamérica, el itinerario fue Houston, San Francisco, Sydney.

Pasando Inmigración en Australia:

Cuando lleguemos, lo primero es pasar inmigración. No tuvimos mucho problema, aunque a mi marido le tuvieron que reescanear el pasaporte. Luego, a la salida, me lo tuvieron que reescanear a mí, no tengo ni idea de por qué. El trámite fue bastante rápido. Nos preguntaron donde ibamos y poco más.

Pasando Cuarnetena en Australia:

Luego hay que ir a cuarentena. Los que vuelen desde España no tendrán problema, Antes de entrar tienes que rellenar un papel con varias preguntas, como si llevas cosas de madera o piel, o si has estado en Centro o Sudamérica en los últimos seis días. Hay que declarar absolutamente toda la comida, son muy estrictos con eso. Australia tiene un ecosistema especial y delicado, y lo protegen mucho. A nosotros, por vivir en Centroamérica, nos pasaron con una chica, que comprobó si necesitábamos vacuna de la fiebre amarilla. No nos hacía falta, sólo a las personas que viajen desde uno de estos países: http://www.health.gov.au/internet/main/publishing.nsf/Content/health-pubhlth-strateg-communic-factsheets-yellow.htm

La gente del aeropuerto, tanto de inmigración como de cuarentena, fueron muy amables, y pacientes con quienes no hablamos inglés bien. Nada más llegar se nota que reciben a los turistas con los brazos abiertos. Una vez pasada cuarentena, ya tenemos vía libre para explorar Australia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: