Lo más que me está matando

de este triste hospital

es la salida -¡al final!-

como que me van botando…

 

I

Una balsa “milagrosa”

Un caldo de mala muerte

Mentiras de mala suerte

vienen a completar mis cosas.

Aseguran que es virtuosa

la suerte que estoy pasando

¡un vainero mandando!

Y aseguran: “de maravilla”

el mal color que me brilla

es como me van dejando…

 

II

¿El queso? ¡delgado mano!

Un camburito, malparecido.

¿Manzanas? ¡Estoy aburrido!

Y vienen a darme la mano…

Si les reclamo es en vano,

Porque lo paso ahora más mal

y luego, vienen a dar,

si se les ocurre de noche “algo”

pues, paso mi trago amargo

en este triste hospital.     (Lenín. La Habana, Cuba)

 

III

¡Sí! Se ven las caraotas.

¿Del huevo? ¡Todo amarillo!

Y del café, tan sencillo,

me mandan una tazota.

Aquí en esta cama angosta,

(como no podrán notar)

¡Sí! Se atreven a ordenar

con sayas (como en disputas)

y, lo más que a mí me disgusta,

¡Es que me vengan a mandar!

 

IV

Una simple ensaladita

que ni se puede notar

no le ponen, a la par,

ni cebolla en rueditas.

“Ellas” dan de tardecitas

helado (¿de contrabando?)

y me estaban engañando

con el pasaje (que yo quiero)

en compañía del tetero

que “con Chávez, yo estoy mandando”.

 

(Cuba, 12/8/05)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: