fotografia

 En los ríos de Suramérica donde conviven una gran variedad peces de muchas especies también se encuentran varios tipos de pirañas. Tienen una forma ovalada y la boca llena de afilados dientes que les permite despedazar a las presas como si de cuchillos se tratara. Tienen un tamaño entre 20 y 50 centímetros, dependiendo de la variedad a la que pertenezcan, la más conocida y abundante es las piraña roja y la piraña negra. Lo que distingue estos peces de otros es que no suelen atacar solos y por lo general forman grupos, especialmente la piraña roja. 

fotografia

Hay mucha leyenda sobre las pirañas que no se ajusta a la realidad y ha sido culpa del cine y de ciertas imágenes de algunos ataques puntuales que no suelen ser frecuentes. Es cierto que son peces peligrosos por sus puntiagudos dientes pero si no se les ataca, la gente se puede bañar sin problema en los ríos. Ellos devoran pequeños peces y crustáceos para alimentarse y nunca atacan presas grandes por lo que si alguien resulta con mordeduras de una piraña ha sido por una actitud de defensa. No obstante, si se tiene alguna herida que desprenda sangre, esto si hace alertar a los peces que pueden reaccionar atacando en bandada ya que la sangre les hace reaccionar de forma excitada y muy violenta. 

fotografia

Algunos grupos de ganaderos que deben cruzar el río Amazonas por su trabajo, suelen sacrificar un buey o un animal grande para distraer a las pirañas ya que en este río son muy abundantes y al olor de la sangre se concentran y devoran en grupo al animal en pocas horas. Si están bien alimentadas nunca atacan al hombre  y hacen una labor de limpieza de los ríos ya que se comen los peces débiles y enfermos y así se impide que se den casos de epidemias pues nunca hay animales descompuestos.

fotografia

Los dientes de las pirañas han sido usados como puntas de flecha y las mandibulas como tijeras por su gran poder cortante, siendo este pez el más temido después del tiburón, no obstante hay una exagerada información ya que solo atacan cuando se encuentran hambrientos,  se sienten amenazados o hay sangre cerca de ellos pues tiene un olfato muy desarrollado y la pueden detectar aunque esté a muchos metros. Cuando atacan en bandada hacen un sonido similar al ladrido de un perro.

fotografia

No son peces buenos nadadores y se suelen esconder en la vegetación esperando que aparezca alguna presa y en las estaciones secas las pirañas que se quedan estancadas se vuelven muy agresivas dándose casos de canibalísmo atacándose entre ellas por la falta de alimento. En los últimos tiempos hay cierta afición en tener pirañas en un acuario en las casas pero hay que conocer y saber sus costumbres y tenerlas bien alimentadas y el agua muy limpia pues cuando se acumula nitrógeno en el agua se vuelven agresivas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: