Hombre sin dinero

Muchos piensan que ser un hombre, se reduce a conquistar mujeres, beber descontroladamente o simplemente hacer lo que le plazca. Pero no hay nada más lejos de la realidad, un hombre no se define por actuar como un niño irresponsable, un hombre de verdad toma las riendas de su vida en sus manos y no se deja llevar por la marea del destino como si fuese un barco a la deriva. Asimismo, un hombre de verdad debe cuidar sus finanzas y planificarlas, para no encontrase en la larga lista de perdedores que se ven envueltos en deudas sin saber cómo superar esta situación. Por lo tanto, aquí tienes 5 consejos para mejorar tus finanzas personales.

1.- Gasta Menos de lo que Ganas

Muchas veces sucede, que sin control, nuestra fuente de egresos es mayor de lo que ganamos. Si queremos aprender algo sobre las finanzas personales es que gastar menos de lo que ganamos es la regla cardinal, si esperamos algún día tener éxito en mejorar nuestra situación financiera personal, debemos tomar esta regla como si fuese un mandamiento religioso.

Es normal ver algunos de mis amigos luchando para llegar a fin de mes y cobrar su sueldo, ya que desperdiciaron su salario anterior visitando continuamente restaurantes muy elegantes y comprando todo tipo de porquerías que no necesitan, pero lo peor de todo es que en muchos de los casos sus novias o compañeras los alentaban a este comportamiento de derroche.

Un verdadero hombre debe saber hasta dónde se encuentra su límite de gastos y respetarlos, no debe caer en el pequeño juego de gastar todo su presupuesto del mes, solo porque le encantan los restaurantes caros, le gusta la consola de video del momento o a su novia le gusta salir mucho. Si a tu novia le gusta salir todo el tiempo, entonces que ella consiga un trabajo y que empiece a pagar la cuenta. Debemos tener en cuenta que cuando manejamos nuestras finanzas personales debemos madurar y no comportarnos como niños.

2.- Paga tus Deudas de Consumo

Nuestras deudas normales son aquellas que tenemos para vivir, estas incluyen renta, servicios (ejemplo: agua, luz, gas), comida, seguros, gasolina, entre otros. Ahora bien, las deudas de consumo son aquellos gastos suntuarios (ejemplo: parque de diversiones, cervezas, cine, restaurantes) y cuando las financiamos a través de tarjetas de crédito o pequeños prestamos, se produce un intereses. En contra posición tenemos a los gastos de inversión (ejemplo: bienes raíces, carros, motos, computadoras) que a pesar que son un gasto, en el futuro representa una inversión que nos traerá un beneficio financiero cuando decidamos venderlos.

Para muchas personas, los gastos de consumos se convierten en verdaderas cargas que los hieren financieramente, tu deber como hombre es en una primera instancia reducirlos y finalmente acabarlos. Las tarjetas de créditos y los préstamos deberían ser herramientas financieras puestas a tu disposición para futuros inconvenientes, no para financiarte una hamburguesa.

Tarjetas

3.- Construye un Fondo de Emergencias

Si de algo podemos tener certeza en la vida, es que todo cambia, todo se mantiene en movimiento, todo tiene un cierto ritmo de vida, todo pasa por el ciclo de nacer, crecer, se reproduce, muere y vuelve a nacer otra vez.

Pues las finanzas no son distintas. Si somos realmente observadores, podemos darnos cuenta que incluso las grandes economías de los países desarrollados pasan por estas etapas, ¿Qué podemos esperar de nuestras propias situaciones financieras? ¿Cierto? Pero estoy seguro que más de uno de uno de ustedes, conoce a un amigo que se encontraba muy bien económicamente y de repente parece que su suerte cambió, esto es una realidad con la que todos nosotros tenemos que lidiar en algún u otro momento.

Como hombres en nuestro trabajo es planificar ante estas eventualidades, no podemos darnos el lujo de improvisar ante las circunstancias malas de la vida, debemos estar preparados. Un Fondo de Emergencias, puede darnos un colchón para soportar esos días difíciles.

Los expertos financieros recomiendan que se debe tener de 3 a 6 meses de gastos ahorrados, en caso de que algo desafortunado ocurra. Pero esto no se construye de la noche a la mañana, hay que abrir una cuenta de ahorro y depositar por lo menos el 10% de tu ingreso total y dejar también que la cuenta genere intereses a tu favor. En un principio puede parecer poco pero en con el tiempo te asombraras de lo que puedes llegar a tener. Por otra parte, te sentirás seguro pues tienes algún dinero con el cual respaldarte si lo necesitas.

4.-Construye un Presupuesto

El tener un presupuesto mes por mes, donde puedas tener control de tus gastos e ingresos, puede darte la pista que necesitas para saber en qué áreas estas pagando demasiado o si existe un incremento en algunos gastos inesperados.

Planifica tu presupuesto mes por mes y busca todo, recibo de servicios, entretenimiento, carro, comida, seguros, impuestos, todo lo que te pueda servir para establecer tus ingresos y egresos mensuales. Este ejercicio puede incluso ayudarte a ahorrar algún dinero en algunas áreas y ponerlo a buen uso en otras.

fondo de emergencia

5.- No Dejes que las Finanzas Futuras se Encarguen de las Finanzas Actuales.

Mucha gente piensa que tomar una mala decisión financiera en el momento está bien pues creen que van a recibir dinero más adelante, es decir cuentan con un dinero que no tienen para hacer negocios. Este tipo de decisiones puede salir muy caro, pues la promesa de dinero no es lo mismo que el dinero con el que se cuenta.

Como ejemplo de esto, les puedo contar lo que le pasó a un amigo al que llamaremos José. José, es un joven que recién se casó y para pagar por su boda pidió un préstamo (generando Deuda de Consumo y no Inversión). A parte de esto, decidió mudarse a una habitación un poco más cara de lo que él puede pagar; al comentarle sobre la mala idea que esto sería, él me respondió que todo estaba bien, pues su esposa, estaba por obtener un puesto de trabajo y con lo que ella ganara, les daba lo suficiente para pagar todo. Igualmente traté de advertirle, pero no pude, hay gente que está más allá de cualquier ayuda.

Para hacer la historia corta, ¿Qué creen que pasó? Por supuesto, la esposa no consiguió el puesto de trabajo y José quedó pagando la deuda del matrimonio, de la habitación, endeudando las tarjetas de crédito y pidiéndole préstamos a su madre para llevar el mes.

Este claro ejemplo nos debe de dar luces y entender que como hombres no podemos dejar en manos del destino nuestra seguridad financiera ni mucho menos la de nuestra familia. Hacer gastos bajo la presunción de que algún dinero futuro llegará a nosotros , es tan descabellado como pensar que se puede ir a tomar café en una tienda sin un centavo en el bolsillo y decirle al dueño que le pagaras en unos días cuando te saques la lotería. No tiene sentido, nunca contemos sino con el dinero que poseemos, lo demás, bienvenido sea, pero cuando llegue.

Para finalizar, espero que estos consejos te ayuden a encaminar tus finanzas personales y asumir la responsabilidad que debe tener un hombre; no sean parte del montón, de aquellos que por falta de planificación viven sumidos en deudas. Dejen sus comentarios y hasta la próxima.

Saludos.

deuda 1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: