La verdadera adultez comienza o la logramos una...

Generalmente se piensa que la verdadera adultez comienza o la logramos una vez que nos estabilizamos económicamente y logramos el sentido practico cotidiano. Vamos a ejemplarizarlo de esta manera: Es como si cada mañana salimos, luego de levantarnos de la cama a las 6,30 de la mañana, ducharnos, tomamos una taza de café y salir listos a la calle a producir dinero.

Rutina, adultez, más vida, igual madurez. En lo particular no me suena muy bien, no lo digiero placenteramente. En la quietud de este momento echado en una poltrona, con un clima bastante fresco “descansando”, pienso que la dignidad de la vida humana, no está representada en el plan globalizado mundial.

Por cierto ¿cuando entender que la vida del ser humano moderno debía ser un sufrimiento perenne? ¿En que momento desaparecieron los instantes que nos llevan a observar al mundo en nuestro rededor para disfrutar el presente?

Nos regodeamos trabajando tenazmente en producir ingresos y bienes materiales, para disfrutarlos ¿en que momento? Al parecer estamos tercamente enfocados en la acción de producir más, que hacerlo; por el placer que nos dará su disfrute. El ahorro, el invertir, economizar en gastos, negociamos y nos empeñamos con tanta intensidad en generar riqueza, que se nos olvida quienes nos aman y a quienes ningún bien material podrá devolvérnoslos ni en el presente ni en el futuro.

madurez

Tal vez podamos disfrutar nuestra vejez rodeados de lujos y comodidades ¿Solos?

Normalmente somos hijos de padres que quisimos disfrutar más en el tiempo. Estoy agradecido en lo particular, por todo el esfuerzo que hicieron mis padres en tantos años, sin embargo; siento una enorme frustración al no poderlos vincular con mis recuerdos, aún cuando rebusco en mi memoria, dando por resultado que ninguno de ellos es con los mismos. En el momento de ahora, en la adultez; me toca hacer lo que no hice en el pasado. Como a muchos, no me gusta repetir errores, trato de encontrar algunos instantes para conversar, sin importar lo cortos que sean. Con seguridad, en el futuro estaré agradecido.

Observo la llegada del otoño, los árboles comienzan a perder las hojas, anunciando la cercanía de una nueva estación. Este es el verdadero sentido de la madurez. En eso se basa la madurez, poder detenerse en un momento de la vida y mirar extasiado el cambio del clima. Entender el paso del tiempo y saber que no dejará de pasar y, continuar la vida, disfrutándola, bebiéndote hasta la última gota de ella, compartirla.

Eso es precisamente ser adulto, alcanzar un balance entre nuestras necesidades y lo que disfrutamos. Trabajar producir, pero; ser capaces de separar nuestras apetencias, para el futuro de nuestra realidad en el hoy. Nuestra realidad humana está indefectiblemente relacionada con el poder de estar insertados y viviendo en el presente, disfrutarlo y compartirlo con las personas que amamos.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: