La verdad absoluta

La verdad es lo contrario a la mentira, aunque en ella están presentes diferentes aspectos. Para definir la verdad hay que tener en cuenta diferentes realidades. 

Hablar de la verdad no es tan fácil como uno puede pensar desde el principio. Para intentar llegar a la verdad hay que pasar numerosos recovecos, aunque ninguno de ellos puede ser considerado como la verdad absoluta, algo que parece que no existe pero que muchos se emperran en demostrar lo contrario. 

Por ejemplo, si se habla de una persona creyente, solo hay una verdad y para ella  esa verdad única verdad es Dios, sin tener importancia la religión a la que esta pertenezca. 

Diferentes verdades: la verdad objetiva y la verdad subjetiva

Cuando se habla de verdad sujetiva, hay que referirse a los argumentos o impresiones que tienen una sola persona o varias, y que solo se basan en el punto de vista de ellos. No,  es una verdad que no se pueda rebatir, ni que a la fuerza tenga que ser aceptada por todos. 

Mientras que la verdad objetiva, es algo que sí se puede demostrar, por ejemplo si se tira  al suelo un plato de cristal y,  se rompe. Se trata de una verdad objetiva, ya que es algo que todo el mundo puede comprobar que es cierto que eso sucede así. Volviendo al tema de la persona creyente, si dice que Dios es la verdad, lo que está haciendo es dar una visión subjetiva de la verdad, ya que se trata de la verdad de esa persona,no de la verdad del resto. 

La verdad absoluta y la verdad relativa

Para hablar de algo tan complicado como la verdad hay que acercarse un poco a la verdad absoluta y a la verdad relativa. Se puede afirmar que nadie sabe qué es verdad, pero no se tiene la total certeza absoluta y relativa de que nadie lo sabe. Se trata de una verdad relativa. Por otro lado, si se pregunta, ¿nadie sabe que es verdad, no?. Si se obtiene una respuesta negativa hace falta una verdad absoluta para rebatir la pregunta. Pero si se trata de una respuesta afirmativa sería darle el valor de verdad absoluta algo que no existe. 

A modo de conclusión cada uno tiene su visión de la verdad, pero lo que queda claro es que es mejor creer a quienes buscan la verdad y dudar de aquellos que creen haberla encontrado. 

 

La verdad absoluta

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: