fotografia

Platos que refresquen es lo que más apetece en estas fechas cuando el calor ya ha irrumpido con toda su agresividad pero hay que procurar que aporten los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. El cuerpo nos manda mensajes y es una buena ocasión para depurar el organismo de los platos saturados de grasas que por lo general se consumen en invierno.

fotografia

Para adaptarnos a la nueva estación hay que echar mano de aquellas recetas que teníamos olvidadas durante los meses invernales y recuperarlas al tener más tiempo si estamos de vacaciones y pasamos una parte de ellas en casa.

Breves consejos a tener en cuenta

1- Reemplazar los refrescos convencionales por zumos naturales, (no tomar alcohol).

2- Evitar las comidas demasiado copiosas.

3- Las cocciones deben ser ligeras, (las verduras al vapor).

4- Aumentar la cantidad y variedad de frutas.

5- Beber mucha cantidad de agua y a cualquier hora.

 

 


fotografia

Hay que tener en cuanta que si estamos de vacaciones gastamos menos energías por lo que no es necesario consumir grandes cantidades de alimentos, no obstante, hay que tomar alimentos de color amarillo o naranja que son los que aportan betacaroteno que protege la piel de los radicales libres. 

¿Que son los radicales libres?

Se forman en varios procesos del cuerpo, en el sistema inmune para proteger de virus y bacterias, en el metabolismo, etc. En el caso de mala alimentación aumentan los radicales libres y acaban por dañar las células y es cuando aparecen ciertas enfermedades.

Los radicales libres se encargan del envejecimiento del cuerpo por lo que las personas que cuidan bien la alimentación retrasan de forma visible el envejecimiento. Y es en verano cuando muchas veces nos descontrolamos y descuidamos la alimentación cayendo en algunos excesos por lo que nunca vienen mal unos cuantos consejos y unas cuantas recetas sanas para los días veraniegos.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: