dddddddddddddddddd

Cuando pensamos en ventanas que es lo primero que se nos viene a la cabeza???

Ventanas abiertas, en una mañana cálidas de primavera, en esos momentos me gustaría estar en el campo y poder asomarme a la ventana y contemplar un campo, en todo su esplendor, sus distintos tonos de verde, salpicado aquí y allá de amapolas y todas esas flores silvestres de tantos colores distintos, amarillos, lilas, azules, blancas, …la vista, se relaja…la mente, descansa, y el olor, ese olor tan verde, tan fresco, revitaliza, dan ganas de pegar un salto y gritar de alegría, y solo se puede pensar, en dar las gracias, gracias Dios mío por darme todo esta inmensidad de belleza para contemplar y disfrutar.

También podemos pensar en ventanas en una noche de invierno, el frio lo inhóspito del paisaje, y la tranquilidad y gustito que sentimos al contemplar el frio paisaje y pensar lo a gusto que estamos en casa, calentitos, en familia, o solos, es igual, pero que paz de sabernos resguardados por un ventana que nos aísla del cruel invierno.

Tenemos por otro lado la tibia ventana del otoño, una estación que a mi particularmente me gusta mucho, el otoño y ese cuadro que tenemos cuando nos asomamos a la ventana , es dorado, morado, amarillo, y crujiente, sí crujiente, porque aunque no las pise el solo hecho de ver las hojas marrones, amarillas, doradas, colgando de los árboles o en el suelo, volando sin rumbo de aquí para allá, siempre siempre se me antojan crujientes, y me gusta estrujarlas entre mis manos y escuchar y sentir como se rompen entre mis dedos y su sonido, su sonido me encanta.

UUUUFFFF, las ventanas en veranos, cerradas, y oscuras, durante el día, queriendo de esa forma resguardarnos del bochornoso sol, y su calor, que nos golpea y nos deja sin respiración, así como en invierno las ventanas nos hacen sentir resguardados y a gusto, en verano nos hacen sentir prisioneros del calor.

Pero como dice ese viejo0 dicho “cuando se te cierra una puerta, Dios te abre una ventana”.

Y todo esto porque????

Pues gente linda, abriendo ventanas y no las de mi casa, sino las de internet, me encontré con una noticia de ventanas.

Estas ventanas, no solo son para resguardarnos del frio, o del sol, sino que son para resguardarnos de la contaminación acústica, algo que a muchos nos pasa desapercibido, porque parece que eso de los sonidos no entra por las ventanas, pero si, es así, entra y mucho, nos estresa y nos va contaminando poco a poco sin darnos cuenta vamos perdiendo audición y cada día necesitamos más volumen en la TV para poder escucharla en una noche de ventanas abiertas, por eso me pareció muy interesante esta noticia de tecnología de vanguardia.

ddddddddddd

Aprovechando algunas técnicas acústicas exóticas, los

investigadores han construido una

ventana que permite el paso del aire pero no del sonido.

La contaminación acústica es una de las bestias negras de la vida moderna. El sonido de máquinas, motores, vecinos y similares puede afectar seriamente a nuestra calidad de vida y a la de las demás criaturas que comparten este planeta, pero aislarse del sonido es una empresa difícil y costosa. La insonorización generalmente se basa en el principio de la transferencia de sonido del aire a otro medio que lo absorbe y amortigua.

Así que la idea de crear una barrera que absorba el sonido al tiempo que permite el libre paso del aire parece, a primera vista, del todo imposible. Sin embargo, eso es exactamente lo que han logrado Sang-Hoon Kima, de la Universidad Marítima Nacional Mokpo de Corea del Sur, y Seong-Hyun Lee, del Instituto Coreano de Maquinaria y Materiales.

Estos chicos han ideado una forma de separar el sonido del aire en el que se desplaza y, luego, atenuarlo. Esto les ha permitido construir una ventana que deja pasar el aire, pero no el sonido.

El diseño es relativamente simple y se basa en dos exóticos fenómenos acústicos. El primer paso es crear un material con un módulo de compresibilidad negativo.

El módulo de compresibilidad del material es esencialmente su resistencia a la compresión y es un factor importante en la determinación de la velocidad a la cual se mueve el sonido a través de él. Un material con un módulo de compresibilidad negativa atenúa exponencialmente cualquier sonido que pasa a través de él.

ddddddddddddddd

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: