En estos momentos la educación está sufriendo cambios destacados en referencia a la modalidad de la enseñanza.

Anteriormente asistir a clase era considerada la única forma para educar, no se creía que en algún momento se podría obtener unos estudios sin tener que astir a los colegios pero actualmente la educación a distancia es una realidad cada vez mayor.

La cantidad de cursos a distancia o online ha crecido de forma destacada ya que suponen grandes ventajas cuando se trata de hacer unos estudios.

Por una banda, la formación a distancia garantiza la compaginación de ésta con otras actividades. El hecho de poder estudiar desde casa implica no tener que desplazarse a ningún lugar y no tener unos horarios fijos. Así cada persona puede organizarse el tiempo como mejor le vaya.

Por otra banda, el hecho de no tener que asistir a a ninguna clase físicamente implica una desterritorialización que favorece a que estos estudios lleguen a más población. La formación a distancia rompe con las fronteras y permite hacer cursos desde cualquier parte del mundo.

A más a más, la educación a distancia u online facilita una mayor comunicación entre alumnos y con el profesor. Al ser una comunicación escrita y online normalmente, se pierde la vergüenza a consultar dudas, intervenir, comentar… A eso le sumamos una gran cantidad de canales para hacerlo, como foros, blogs, correo electrónico o campus virtuales. También un mayor acceso a la información, facilidad para compartirla y comunicación instantánea que favorecen la relación de los alumnos y la realización de los estudios.

Por último, estas características suelen implicar un plus de motivación, lo que ayuda a obtener unos mejores resultados.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: