¿Tienes un piso alquilado y quieres venderlo? Puedes hacerlo. Sólo tienes que informar a tu inquilino de que el piso está en venta por si le interesa comprarlo. No vaya a ser que el inquilino te salga espabilado y haga un retracto una vez que lo tengas vendido.

Yo recomiendo la venta de pisos con inquilinos cuando no te interesa ni el piso ni los inquilinos. Imagina que el piso es viejo y necesita una reforma. En este caso es mejor venderlo y que se haga cargo de los gastos de la reforma del inmueble el comprador.

La venta de pisos con inquilinos también es una buena opción cuando tienes inquilinos que no pagan. Pones el piso en venta y se te largan pronto porque, por mucho derecho de tanteo que tengan, se les queda en nada si no tienen dinerito para pagar la vivienda. El dinero manda siempre.

Tal vez pienses que no conseguirás comprador para uno de esos pisos con inquilinos dentro que tienes. Te equivocas. Para todos los rotos hay descosidos. Seguro que aparece un comprador interesado y hasta un comprador que consigue una hipoteca en un banco. No te creas eso que dicen de que los bancos no dan hipotecas sobre viviendas que tengas inquilinos. Los bancos miran que el hipotecado sea solvente. Lo de los inquilinos no es problema.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: