Trataré de una forma somera un problema que ya es importante en la vida de los Limeños.

La contaminación ambiental es notoria día a día y envenena lenta pero seguramnete a la población.

Basta un viaje del centro Histórico, recorrer las Avenidas Abancay, las calles aledañas al Etadio nacional en el Distrito de La Victoria, avanzar por Arenales, rumbo a Javier Prado y llegar a la Avenida Angamos, para tomar  conciencia de humos contaminantes,  o sea aire irrespirable, bocinas al por amor, ruidos de motores, etc.

Al techo de nubes bajas se le agrega  dicha contaminación.

Mientras que zonas aledañas a la capital de Perú, por ejemplo Chancay, a una hora de Lima, el serpentín de Pasamayo, Ancón, distrito de Lima; gozan de un buen sol en la tarde; la capital y los distritos mencionados y otros, se envenenan día a día.

El Paseo de la República es testigo de un paisaje contradictorio, mientras que "ríos" de vehículos transitan lentamente  a ambos lados de la pista del Metropolitano, este transcurre con uno u otro bus  y su larga extensión no tiene atolladeros ni  otro particular.

El transporte masivo se impone con todos los beneficios que ello representa.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: