¿Sólo encuentras trabajos de comercial? ¿Y por qué no aceptas uno de esos empleos? ¿No te atreves a vender puerta a puerta? No es fácil, pero tú puedes hacerlo. Sólo tienes que saber cómo vender en frío para triunfar en tu nuevo puesto de trabajo.

Imagínate vendiendo esos seguros de la aseguradora que quiere contratarte a ti y sólo a ti porque saben que eres la persona que va a incrementar sus ventas. Puedes hacerlo. Abre tu armario, saca tus mejores galas, vete a la mejor peluquería,... ¿Que no tienes dinero para tanto? No importa. Te peinas tú misma que eres la que mejor conoces tu cabello y ¡a triunfar!

Para vender en frío tienes que ser consciente de que eres el escaparate de tu negocio. La gente le compra a vendedores que van de punta en blanco, que son amables, educados,que tú ves como marqueses. Tú debes sentirte como una princesa heredera atendiendo a sus súbditos.

Seguro que aún dudas. Te contaré un secreto: hace años fui yo la que dudé. Necesitaba un trabajo y sólo encontraba empleos de comercial. Me atrevía a aceptar un empleo de vendedora de seguros y fue un fracaso total. Me hundí cuando el primer cliente potencial me gritó como un loco. Me hundí aún más cuando una ancianita me amenazó con su chucho mugriento. A la tercera puerta no llamé. Salí a la calle y me fui a tomar una tila. Los empleos de vendedora puerta a puerta eran una opción descartada para mí.

Volví a considerar la opción de vender en frío cuando conocí a una vendedora de Avon que triunfaba en mi barrio. La chica venía vestida en plan marquesa, era agradable, educada, hablaba como la hija de una familia rica educada en un internado suizo. Yo puedo ser como ella, me dije. Y lo fui. Tú también puedes serlo. Seguro que aprendes cómo vender en frío y ganas más dinero que trabajando en una oficina aburrida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: