En Velvet Valentín se hace novio de Patricia, la hermana de Alberto, el director de las galerías. Si no se estropea el noviazgo, la astuta Patricia conseguirá dejar pronto la habitación que okupa en el pasillo de habitaciones de empleadas y, en consecuencia, podrá dejar de hacerle favores sexuales a Jonas, el empleado que la ha descubierto. No necesitará que el primo del tontorrón de Pedro le guarde el secreto.

Valentín es un pobre hombre que vive debajo de las faldas de su antigua madre. Eso no le importa a nuestra Patricia. En Velvet las cosas no van bien para ella, ahora que su hermano Alberto le ha quitado parte de sus acciones. Es cierto que el negocio de las joyas sigue adelante, pero en ese negocio tiene a las perversas Bárbara y Cristina de socias.

Valentín se hace novio de Patricia por amor. Patricia se hace novia de Valentín por puro interés económico. Valentín no parece estar a la altura de sus aspiraciones sexuales, pero está muy a la altura de sus aspiraciones económicas. No importa que tenga una madre con ideas de otros tiempos. Patricia sabrá enamorar a una suegra difícil, igual que ha enamorado a su hijo Valentín.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: