varita mágica

LA VARITA MÁGICA: ORIGEN Y SIMBOLISMO

   La varita mágica es un pequeño palo que asociamos al ilusionismo, la magia y la prestidigitación. Parece ser que el origen de la varita mágica se encuentra simultáneamente en todas las antiguas culturas. El ser humano siempre ha considerado que llevar un palo en la mano es signo de poder y autoridad. Esto es así desde las primeras civilizaciones hasta nuestros días, en que la vara de mando o bastón de mando sigue siendo un elemento protocolario para algunos cargos superiores, especialmente los alcaldes. Es muy probable que, en su origen, al identificar la vara con el poder no solamente se identificase con el poder gubernativo, sino también con el poder sobrenatural. En ese caso, las varas de mando y las varitas mágicas habrían tenido un origen común.

varita mágica

   La rabdomancia o radiestesia se viene practicando desde hace miles de años. Rabdomancia viene del griego rabdos (vara) y manteia (adivinación). La adivinación mediante una varita se utilizaba sobre todo para encontrar agua o metales preciosos ocultos bajo tierra, cuando aún no había conocimientos geológicos. Las personas que se dedicaban a esto se llamaban zahoríes. Hoy en día todavía se practica la búsqueda de agua con varita en algunos medios rurales.

zahorí

   La varita mágica se utilizaba en la antigüedad para acompañar a las palabras mágicas, para preparar y utilizar pociones mágicas, o para canalizar las vibraciones y la energía. En el Antiguo Egipto la magia estuvo presente desde el inicio de esta civilización. Los magos eran oficiales al servicio del faraón, gozando de gran prestigio social. Utilizaban las llamadas varitas de Horus, consideradas fuentes de energía. También en Egipto se utilizaba un tipo de varita de marfil de hipopótamo, de forma curva y con dibujos simbólicos, que se utilizaba como protección contra males diversos.

varita mágica marfil egipto

   Los celtas creían que los árboles eran una fuente de sabiduría y construían varitas mágicas con algunos de los árboles que consideraban sagrados, sobre todo el sauce y el avellano. La varita mágica siempre presidía sus ceremonias religiosas, varita que tenía que haber sido fabricada según un ritual: al amanecer o al atardecer para captar el poder del sol, y siempre con un determinado tipo de cuchillo.

   En la Grecia Antigua la diosa y hechicera Circe se ayudó de una varita mágica para transformar en cerdos a los miembros de la tripulación de Ulises. El dios Hermes llevaba siempre una varita mágica llamada caduceo, con la cual cerraba y abría los ojos de los mortales.

circe diosa hechicera

   Los judíos antiguos de alguna manera también usaron la varita mágica. Aunque la Biblia no menciona explícitamente el término varita mágica, se puede considerar que el cayado de Moisés actuó como tal en más de una ocasión. Cuando Moisés estaba guiando a los judíos para sacarlos de Egipto y llegaron al Mar Rojo, Dios le dijo a Moisés "levanta tu vara y extiende tu mano sobre el mar". Así lo hizo, y el mar se separó para dejar pasar al pueblo hebreo. En otro momento de su vida Moisés con el cayado, y también por orden de Dios, hizo brotar agua de una peña.

moisés abre aguas mar rojo

   La varita mágica se siguió utilizando durante la Edad Media y la Edad Moderna, épocas en que se seguía practicando la magia a pesar de que estuvo muy perseguida por la iglesia en esos tiempos. En la actualidad convivimos sobre todo con dos tipos de varita mágica, aunque ya no están relacionadas con los conjuros y la hechicería. Ambas modalidades forman parte del mundo del entretenimiento. Una es la que utilizan los ilusionistas en sus espectáculos. Suele ser negra, con una o ambas puntas blancas. Con estas varitas los magos consiguen hacer creer que una cosa se transforma en otra, o aparece o desaparece. A veces es la propia varita la que se convierte en algo, se dobla, cambia de color o produce pañuelos.

mago con varita mágica

   El otro tipo de varita mágica es el de los cuentos de hadas, los que se escribieron en otras épocas y los que se siguen escribiendo hoy. Estas varitas mágicas suelen terminar en una estrella que brilla, y sirven para conceder deseos, hacer que algo suceda, que algo aparezca o desaparezca, o que una cosa se transforme en otra. Las tenemos en los cuentos, en películas de dibujos animados, en largometrajes con personas reales. Desde Merlin hasta Harry Potter, desde el hada de Cenicienta que transformaba una calabaza en carroza, hasta el hada de Pinocho que transformaba un muñeco de madera en un niño de verdad.

pinocho y hada

 

Créditos imágenes varita mágica

1-Stibbe connect.
2-FunDraw_dot_com.
3-Diconsi.es.
4-Anónimo.
5-Wikimyth.
6-Achandotesouros.
7-Richmond's coaches.
8-(Imagen de la película Pinocho).

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: